Una ONG denuncia que las 'cárceles flotantes' de Estados Unidos recalaron en el puerto de Palma

En junio de 2008, The Guardian informó que el grupo pro-derechos humanos Reprieve afirmó que hasta 17 navíos estadounidenses habrían sido usados para mantener encubiertamente a cautivos. Adicionalmente al navío norteamericano Bataan, The Guardian mencionó al: USS Peleliu, USS Ashland, USNS Stockham, USNS Watson, USNS Watkins, USNS Sister, USNS Charlton, USNS Pomeroy, USNS Red Cloud, USNS Soderman, USNS Dahl; MV PFC William B Baugh, MV Alex Bonnyman, MV Franklin J Phillips, MV Louis J Huage Jr y al MV James Anderson Jr.
El Ashland estaba estacionado en las costas de Somalia en 2007, por lo que Reprieve mostró su preocupación de que hubiera sido usado como un navío receptor de más de cien presos capturados en el este africano.

Hoy la abogada la abogada y filósofa británica Clara Gutteridge. invitada en Palma por Amnistía Internacional ha revelado que algunas de las “carceles flotantes” de la US Navy recalaron en el puerto de Palma, concretamente, el buque de combate ‘USS Ashland’ realizó una escala en Palma el 2 de agosto de 2000; y el civil ‘MV PFC William B. Baugh’ lo hizo hasta en cinco ocasiones durante el año 2005 , el 13 de febrero, el 13 de abril, el 17 de septiembre, y el 2 y el 21 de diciembre, mientras que el resto de navíos denunciados que se sepa, no entraron en ningún puerto de Balears.

Clara Gutteridge desde hace dos años, y a través de la organización Reprieve –fundada por el primer abogado que consiguió contactar con los presos de Guantánamo–, ha investigado la inculcación de derechos en la prisión estadounidense de la bahía cubana y ha trabajado en su defensa.

Según el diario “The Guardian”, el informe publicado por “Reprieve” denuncia más de doscientos nuevos casos de entregas extraordinarias desde el 2006, cuando el presidente George W. Bush aseguró que su país había puesto fin a ese tipo de prácticas.

Se considera entrega extraordinaria el traslado de sospechosos de terrorismo en condiciones secretas y al margen de la legalidad internacional.

Estados Unidos puede haber utilizado hasta un total de diecisiete barcos como “cárceles flotantes” desde el 2001.

Los presos son interrogados a bordo de esos buques y luego enviados a centros de detención en terceros países, afirman los autores del informe.

Entre los buques empleados para esos fines están el “USS Bataan” y “Uss Peleliu”, y se sospecha que otros quince buques han operado en torno a la isla británica de Diego García, en el océano Índico, utilizada como base por británicos y estadounidenses.

Según “The Guardian”, la organización “Reprieve” expresa su preocupación por las actividades de otro buque estadounidense, el “USS Ashland”, a comienzos del 2007, cuando llevó a cabo operaciones de seguridad marítima frente a las costas de Somalia.

Fuerzas militares de Somalia, Kenia y Etiopía secuestraron por aquel entonces a numerosos individuos, que fueron luego sometidos a interrogatorios por supuestos miembros del FBI y de la CIA.

Más de un centenar de personas fueron hechas “desaparecer” luego en cárceles de Kenia, Somalia, Etiopía, Yibuti y en la que Estados Unidos mantiene en Guantánamo (Cuba).

“Reprieve” cree que algunos de esos reclusos fueron sometidos también a interrogatorios en el USS Ashland y otros barcos que estaban entonces en aguas del golfo de Adén.

“El Gobierno estadounidense admite que tiene actualmente detenidas sin cargos en prisiones secretas al menos a 26.000 personas, y las informaciones reunidas indican que desde el 2001 un total de 80.000 pueden haber pasado por ese sistema”, afirma el director de “Reprieve”.

Un portavoz de la Armada estadounidense, el comandante Jeffrey Gordon, negó a “The Guardian” que haya “centros de detención a bordo de los buques estadounidenses” aunque reconoció que algunos individuos han sido detenidos durante breves períodos en esos barcos.

INFORME COMPLETO DE REPRIEVE (en inglés)

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.