De momento sólo los jueces de Ibiza secundarán la huelga del 18 de febrero

La mayoría de los Jueces de Baleares se han reunido hoy para estudiar la posibilidad de convocar una huelga el próximo 26 de junio y, durante la reunión, una mayoría han votado a favor de la convocatoria de huelga en caso de que para esa fecha no se vean cumplidas sus reivindicaciones.

Concretamente la Junta de Jueces del partido judicial de Palma ha acordado por amplia mayoría (de los cerca de 60 Magistrados reunidos ha habido 4 abstenciones) apoyar el documento de reivindicaciones de jueces decanos aprobado recientemente en una reunión en Madrid y el de la Comisión Interasociativa Permanente integrado por las cuatro asociaciones judiciales. El próximo 18 de febrero, además de diferentes actos convocados, se celebrará una nueva junta de jueces para valorar el estado de la situación.

La Junta de Jueces de Palma, la de Manacor, la de Maó y la de Inca asumen por unanimidad el documento de la Comisión Interasociativa Permanente. A su vez la Junta de Jueces de Inca no descarta la convocatoria de huelga el día 18 de febrero en función de cómo evolucione la situación.

Los magistrados de la Audiencia Provincial de Palma, reunidos en pleno, han aprobado por unanimidad apoyar la tabla de reivindicaciones recogida en el documento de la Comisión Interasociativa Permanente, así como la convocatoria de actos de protesta el día 18 de febrero incluida en dicho documento. Respecto a la convocatoria de huelga el día 26 de junio, se ha aprobado por mayoría de votos.

Los Jueces y Magistrados de Ibiza han acordado un manifiesto que explica que “han venido señalando los graves defectos y carencias de la Administración de Justicia en España, especialmente la falta de medios personales y materiales, la sobrecarga de trabajo, la falta de modernización y la defectuosa gestión de los recursos existentes. Es por ello que, ante el estado de deterioro en que se encuentra la Administración de Justicia, y con especial incidencia en la circunscripción judicial de Ibiza, ha llegado el momento de exigir a los poderes públicos la definitiva solución de estas graves carencias con el fin de poder ofrecer a los ciudadanos un servicio público moderno, ágil, eficaz y adecuado a las necesidades de la sociedad actual.
En su consecuencia, y previa votación, con el resultado de nueve votos a favor y ninguno en contra, se aprueba la adopción del siguiente Acuerdo:
Convocar una jornada de huelga para el próximo día 18 de febrero de 2009, desde las 00:00 horas a las 24:00 horas del citado día.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.