El Govern ayudará con 3,2 millones de euros a conservar el paisaje rural y evitar la erosión en las zonas agrícolas más frágiles

Se trata de una ayuda de 3,2 millones de euros que llegará a la totalidad de las islas de Eivissa, Formentera, Menorca, la serra de Tramuntana de Mallorca y las zonas de Campos y Ses Salines.

La Conselleria de Agricultura y Pesca ha abierto una nueva línea de ayudas con el objetivo de proteger la biodiversidad y el suelo en zonas con riesgo de erosión y mantener el paisaje de parte del territorio de las Islas. Se trata de una ayuda incluida en el Programa de Desarrollo Rural y que supone una aportación de 3,2 millones de euros en los próximos cinco años, que se repartirán en anualidades de 650.000 euros.

Según ha explicado la consellera de Agricultura y Pesca, Mercè Amer, “esta nueva línea de ayudas busca recuperar y mantener a los campesinos en las zonas donde más difícil es mantener la actividad agraria, por el tipo de suelo, por la orografía del territorio, etc. “Queremos que todo el mundo que quiera hacer de campesino lo pueda hacer allí donde esté y recompensarlo, además, por el trabajo de gestión del territorio que hace”.

Los solicitantes de esta ayuda se tendrán que comprometer durante cinco años, aparte de cumplir las medidas de condicionalidad, a realizar una gestión juiciosa y sostenible de sus explotaciones y a cumplir una serie de requisitos y compromisos.

Esta nueva línea plantea 3 medidas agroambientales, de las cuales los campesinos que la soliciten tendrán que cumplir al menos dos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.