EMAYA recogió 62.010 litros de aceite de los contenedores que amplía y renueva

La Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado de Palma (Emaya) renovará los actuales 25 contenedores de aceite doméstico ubicados en la ciudad y ampliará los puntos de recogida con 15 depósitos más, con el objetivo de impulsar el reciclaje de este residuo. Los nuevos elementos adoptarán el color naranja, universalmente vinculado a la recogida del aceite, para que sean más fácilmente identificables y contribuyan a aumentar la concienciación ciudadana.

Así lo explicó hoy la presidenta de Emaya, Cristina Cerdó, durante la presentación del plan de renovación y ampliación de los puntos de recogida de aceite en la Plaza Bisbe Berenguer Palou, dónde se ha procedido al cambio del primero de los antiguos contenedores, de color verde. También acudió a la presentación el jefe de Recogida de Emaya, Vicente Vilches.

Durante el acto, la presidenta señaló que el compromiso con el medio ambiente adquirido por Emaya en esta nueva etapa incluye dar un “impulso” al reciclaje de aceite “de la mejor manera que podemos hacerlo: poniendo al alcance del ciudadano los medios para que se implique en este objetivo de respeto a nuestro entorno”.

En este sentido, recordó que los contenedores habilitados por Emaya son para recoger el aceite vegetal de las casas, no el de los motores, y en cualquier caso se debe vaciar directamente, sin ningún envase.

Con respecto al vertido indiscriminado de aceite doméstico por el fregadero o el váter , Cerdó explicó que supone “graves” problemas ambientales, puesto que es una de las “principales causas de contaminación de las aguas residuales urbanas”. “Una práctica, añadió, que afecta al funcionamiento de las estaciones depuradoras y de los conductos de la red de alcantarillado”.

De hecho, las aguas residuales que actualmente se están recogiendo en las depuradoras de Palma tienen una concentración de entre 30 y 50 miligramos de aceite por litro de agua, la mayor parte del cual es de origen doméstico. Esta situación, además de echar a perder las cañerías de la ciudad, obliga a incrementar la energía necesaria para depurar esta agua. Contrariamente, el reciclaje del aceite doméstico permite su conversión en energía recuperable y favorece la disminución de la contaminación.

Actualmente, los contenedores de reciclaje se encuentran la UIB, parking Plaza Olivar, Fundación Deixalles, Sant Jordi, Son Castelló, Carretera Sóller, Joan Miró, Son Gotleu, s’Escorxador, Carrefour Coll d’en Rabassa, Polígono de Levante, Plaza de Toros, Molinar, Carrefour Palma, Ciutat Jardín, La Vileta, Can Pastilla, calle Luis Ripoll, Son Ferriol, calle Villanueva y Cortés, Cap Enderrocat, Pere Caffarro, s’Indioteria, Cardenal Rosell, Ocimax, Portitxol, Son Roca, Avenida Picasso y Plaza Patines.

En este sentido, las nuevas ubicaciones de los contenedores de reciclaje serán en la Plaza Pere Garau, Son Rapinya, Can Valero, Son Cladera, Rafal Nou, Secar de la Real, La Soledat, Es Fortí, Santa Catalina, Can Pastilla, La Ribera, Sometimes, Camp Redó, Plaza Santa Eulalia y Son Espanyolet.

DATOS RECOGIDA 2008

Durante el 2008, Emaya recogió un total de 62.010 litros de aceite, de los que 50.080 se retiraron de los contenedores en las calles y establecimientos y 11.200 en el centro piloto de Son Castelló.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.