Antich confirma que el Govern ha denunciado ante la Fiscalía unas partidas del Metro "sin justificar"

El presidente del Govern, Francesc Antich, confirmó hoy que la Conselleria de Movilidad ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción unos gastos efectuados en la pasada legislatura y referidos a las obras del Metro de Palma que están “sin justificar” y que, por tanto, se tratan de unas partidas económicas que “no están nada claras”.

En una rueda de prensa en la que anunció que el Ejecutivo central destinará 83,7 millones de euros a Baleares para financiar en 2009 un total de 15 proyectos, Antich reconoció que desconoce la partida exacta que está sin justificar y que debe ser “analizada” por la Fiscalía, debido a que no ha tenido acceso al escrito remitido por la Conselleria dirigida por Gabriel Vicens.

Por otro lado, remarcó que el objetivo del Govern “no es hacer demagogia ni política barata” en los temas de supuesta corrupción, sino “corregir” aquellas situaciones en las que “haya dinero que no se ha gastado de acuerdo a los intereses de los ciudadanos, sino al margen de la ley”.

Así, criticó al PP por realizar “culpas extrañas a todo el entramado democrático de este país” cuando se encuentra con este tipo de situaciones de corrupción que afectan a miembros de este partido y, en este sentido, recalcó que con estos temas “deberíamos ser un poco más respetuosos” y, por ello, pidió un “poco de sentido común”.

Asimismo, Antich anunció que no comparecerá en el Parlament, tal como exige al PP, para explicar la supuesta trama de cobro de comisiones en el PSIB Pitiuso, conocida como el caso Eivissa Centre, después de que el ex presidente de los socialistas ibicencos, Roque López, asegurara que hasta en dos ocasiones había advertido en una boda al presidente del Govern de las comisiones que cobraban algunos dirigentes de su propio partido.

En esta línea, negó que se produjera esta conversación con Roque López y expresó su “extrañeza” de que el PP solicite su comparecencia en la Cámara autonómica para detallar lo que, supuestamente, Roque López afirmó que le había dicho en una boda y, sin embargo, los ‘populares’ no comparezcan para explicar todos los casos de corrupción que afectan a su partido.

Antich remarcó que no existen estas supuestas comisiones, que están siendo investigadas por los tribunales que, según recordó, “son ellos los que deben dirimir esta cuestión”. Por ello, insistió en que no comparecerá en el Parlament, debido a que “tengo muy poca cosa que aportar”.

DESVIACIONES DE HASTA UN 300 POR CIENTO

Por su parte, el conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, recalcó que en casos como el del Ibatur y el del Metro, lo único que está haciendo el Ejecutivo es colaborar con la Fiscalía  Anticorrucpión, cuando ésta le reclama información sobre

desviaciones presupuestarias en diversas obras públicas realizadas en la pasada legislatura y que, según reveló, en algunos casos, superan el 300 por ciento.

Además, añadió que algunas Consellerias están denunciando ante la Fiscalía diversos casos de supuesta corrupción en los que existen indicios de que se ha cometido algún delito y que son “tan relevantes que es imposible no darlos a conocer”.

“La pretensión del Govern no es de ninguna manera sacar las alfombras de ninguna Conselleria, pero las cosas, a veces, son tan declaradas y evidentes que no queda más remedio que en el caso de que haya indicios delictivos ponerlo inmediatamente en manos de la Fiscalía”, insistió, al tiempo que destacó que el Ejecutivo se ha encontrado con “sobrecostes de infraestructuras que sobrepasan cualquier desviación normal que puede haber en una obra pública”.

EP.