El gobierno de Zapatero destinará este año 20 millones de euros al tranvía y 10 millones a la reforma de la Platja de Palma

El Ejecutivo central destinará este año un total de 20 millones de euros para la adquisición de las primeras máquinas y la elaboración del primer tramo del tranvía Palma-Aeropuerto y otros 10 millones de euros para comenzar la rehabilitación de la reforma de la Playa de Palma poniendo en marcha los primeros proyectos de infraestructuras urbanas.

Así lo informó hoy el presidente del Govern, Francesc Antich, quien explicó que tras mantener en los dos últimos días reuniones con diferentes secretarios de Estado en Madrid, el Gobierno central se ha comprometido a financiar en 2009 un total de 15 proyectos presentados desde Baleares y valorados en 83,7 millones de euros, entre los que se incluyen las primeras inversiones para el tranvía y la reforma de la playa de Palma.

Antich explicó que esta partida corresponde a los 101 millones de euros que el Estado destinará en 2009 a Baleares a través de la firma de convenios con el Govern y que están incluidos en los 420 millones de inversión que el Ejecutivo central aportará este año a las islas, de acuerdo a los 2.800 millones de euros de inversiones en siete años previstos en el Estatuto de Autonomía de Baleares.

Respecto al tranvía, recordó que aún está pendiente por firmar un convenio con el Estado, con el objetivo de que el Ejecutivo central financie íntegramente los 350 millones de euros que costará este medio de transporte, que unirá Palma y la Bahía de Palma pasando por el aeropuerto y que contará también con otro tramo que llegará hasta Calvià. Así, el conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, avanzó que a final de este año, se terminará de negociar el acuerdo para que en el 2010 puedan comenzar las obras más importantes de esta infraestructura.

De este modo, el Govern ya ha logrado para este año, además de las citadas partidas para el tranvía y la reforma de la playa de Palma, un compromiso del Ejecutivo central para destinar 10 millones de euros para la finca Planínia en Banyalbufar, cuya compra se realizará la próxima semana, y 16,3 millones para introducir las nuevas tecnologías en las escuelas, con el fin de lograr un ratio de cuatro alumnos por ordenador, frente a los 14 actuales, así como instalar una pizarra digital interactiva y un proyector fijo en cada aula.

A propuesta del Consell de Mallorca, el Govern ha logrado una inversión estatal de 3,1 millones para adquirir y rehabilitar Can Weyler para convertirlo en un centro de interpretación de turismo cultural ; 4,3 millones para poner en marcha el Centro Internacional de fotografía Toni Catany, en Llucmajor, y 1,5 millones para rehabilitar las casas de La Trapa.

Asimismo, y a petición del Consell de Menorca, el Govern ha conseguido un compromiso del Estado de invertir en 2009 un total de 3,6 millones de euros para S’Arenal d’en Castell; 1,5 millones para la Sala Multifuncional de Sant Lluís; 1,5 millones para la Sala Multifuncional de Ferreries; 500.000 euros para el Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera S’Enclusa y 500.000 euros para introducir la fibra óptica en las administraciones y empresas.

Por otro lado, tal como solicitó el Consell de Ibiza, el Estado aportará este año 7,4 millones de euros para el Centro Integral de Servicios de Sa Coma destinado a proyectos medioambientales y 2 millones para la Escuela Internacional Sa Comandancia, mientras que a propuesta del Consell de Formentera, el Govern negoció una partida de 1,5 millones para la rehabilitación de la Plaza de Europa en Es Pujols.

AÚN ESTÁN PENDIENTES 17 MILLONES MÁS

Antich informó de que aún están pendientes por negociar con el Ejecutivo central otros 17 millones de euros en el marco de la citada partida de 101 millones que el Estado destinará a Baleares en el 2009 a través de la firma de convenios y que se sumará a los 320 millones que aportará de forma directa al archipiélago.

En este sentido, avanzó que que en próximas fechas, el Govern retomará las conversaciones con los secretarios de Estado para concretar el destino de esta partida económica. Así, parte de estos 17 millones de euros aún pendientes podrían ir destinados, tal como solicita el Consell de Mallorca, a arreglar las carreteras de la Serra de la Tramuntana, después de que se hayan producido varios derrumbes, como consecuencia del temporal de lluvia y viento en las últimas semanas.

Antich recordó que el pasado 28 de enero se reunió con los presidentes de los Consells de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera para que plantearan al Govern sus proyectos prioritarios, de cara a que fueran financiados por el Estado, a través de los 101 millones de euros que destinará en 2009 vías convenios.

Además de esta partida, apuntó que durante este año, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero destinará a las islas 287 millones de euros a través de proyectos que serán decididos directamente por los Ministerios, así como otros 34 millones de euros que serán conveniados con el Govern.

CONVENIOS DE CARRETERAS

Por otra parte, el presidente del Ejecutivo destacó que aprovechó sus reuniones con los secretarios de Estado de Economía y Planificación del Ministerio de Fomento, Carlos Ocaña, y Víctor Morlán, respectivamente, para mostrarles su “preocupación” por el hecho de que se esté “alargando demasiado” la aprobación de los nuevos convenios de carreteras.

En esta línea, Antich remarcó que tanto Ocaña como Morlán se comprometieron a que el Consejo de Ministros aprobará este mes de febrero los convenios de carreteras de Ibiza y Formentera y la encomienda de gestión de los convenios de Mallorca y Menorca, con el fin de que los Consells Insulares tengan la competencia para licitar las obras y decidir los proyectos.

Asimismo, añadió que durante su encuentro con el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, le reclamó que amplíe la partida de 400 millones de euros contemplada en el Plan Renove para toda España, teniendo en cuenta que existe una “gran implicación y participación” del sector turístico de Baleares en esta iniciativa, destinada a reformar y mejorar los establecimientos turísticos para lograr una mayor competitividad.

“En un momento de coyuntura económica difícil, como la actual, el Plan Renove puede dar muy buenos resultados de mantenimiento de los puestos de trabajo y de aumento de la ocupación y, además puede dar un impulso a la mejora de la oferta turística, que es una cuestión fundamental en una Comunidad como ésta en la que dependemos de forma importantístima de esta actividad”, sentenció.

Finalmente, desveló que en su reunión con el secretario de Estado de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Carlos Martínez, le presentó el proyecto de Plan de Ciencia y Tecnología de Baleares, que será aprobado el próximo viernes por el Consell de Govern.

EP.