El Govern creará una fundación para gestionar el fichaje de nuevos científicos

El Govern está impulsando una fundación que se encargará de gestionar los fondos destinados a la contratación de científicos. La entidad dependerá de la Dirección General de I+D+i, funcionará con un bajo coste de mantenimiento, y tendrá la misión de captar talentos y situarlos en instituciones ya existentes en este campo.

“Eso nos permitiría asignar los investigadores a algunas de las entidades relacionadas con el Govern, pero también a otras que no son puramente científicas” pero que pertenecen al entorno de la ciencia, según expuso a Europa Press el responsable de esa área autonómica, Pere Antoni Oliver, quien adelantó que el nombre del nuevo órgano será Institut Balear per la Recerca i els Estudis Avançats (IBREA).

Esta fundación, cuya creación está recogida en el Plan de la Ciencia, aprobado por el Consell de Govern el pasado viernes, se mira en una similar llevada a cabo en Cataluña, el Institut Català per la Recerca i els Estudis Avançats (ICREA), del cual toma hasta el nombre, con las salvedades geográficas, y, por supuesto, los objetivos.

El destino de los postdoctorados que se contratarían a través del IBREA se repartiría entre la Universidad de las Illes Balears (UIB), el Instituto de Estudios Mediterráneos, el Instituto Oceanográfico y la Fundación Caubet-Cimera, al ser las únicas instituciones donde se realiza investigación “de calidad competitiva” en las islas, expuso Oliver.

Además, Ibabsa, Jardín Botánico, Observatorio Astronómico de Costitx, que “son instituciones que hoy en día no están a un nivel competitivo”, también se verán beneficiadas por la lluvia de talentos, ya que “si conseguimos ir aportándoles investigadores, quizá logremos también que mejoren su situación”, manifestó el director general.

A todo ello aún cabe agregarle otro esfuerzo, la creación de un instituto de investigación agrícola y alimentaria, que puso en marcha recientemente el Govern, porque Baleares es la única Comunidad Autónoma que no cuenta con una de estas infraestructuras, y al que también irán destinados investigadores contratados a través del IBREA, confirmando su papel de mero gestor.

ORGANIZACIÓN LIGERA

Se trataría de una fundación “muy ligera”, ya que estaría compuesta por un gerente y algunos ayudantes que “lo único que haría sería disponer de un fondo para contratar a científicos” y, además, su sede se encontraría ubicada en las dependencias de la Dirección General de I+D+i en el edificio Naorte del parque tecnológico ‘Parc Bit’.

El principal problema de esta estrategia es que es insuficiente para alcanzar el volumen de investigadores que necesita Baleares para abandonar el furgón de cola de la inversión en I+D+i en España –país que se encuentra al final del ranking de la UE–, puesto que el ritmo actual es la contratación de entre 4 y 6 científicos al año, a los que cabe agregar algunas becas Ramón y Cajal.

Esta capacidad choca con las necesidades reconocidas por el Govern, que estima en 1.700 los investigadores que debería tener la Comunidad Autónoma, frente al millar que trabajan en las islas en la actualidad. De forma que, para mejorar, Oliver señaló que el I+D+i necesita dos cosas, dinero y “gestionar lo mejor posible los recursos de que disponemos”, dijo.

DINERO Y GESTIÓN

Para mejorar la gestión, se confía precisamente en la efectividad del IBREA, que quedará constituido en el plazo aproximado de dos meses; en cambio, para obtener el dinero, el director general aludió al Plan E del Gobierno, que destina 170 millones a I+D+i, principalmente a iniciativas relacionadas con salud, energía y excelencia científica.

De esa cantidad, el Govern balear intentará acceder, al menos, al 2,5 por ciento que “supone nuestro producto interior bruto (PIB)”, señaló Oliver, aunque admitió encontrar escollos como que, para aprobar los proyectos, el Estado quiere saber cuáles son las “expectativas de negocio” y, sobre todo, “cuántos puestos de trabajo generará” el año que viene, algo que es “complicadísimo”, lamentó.

De hecho, el Plan de Ciencia incorpora proyecciones económicas de la inversión que supondrá su aplicación en los próximos cuatro años, en función a los ejes gestión del talento –mediante la contratación–, la investigación, la innovación, la transferencia de conocimiento y gobernabilidad y capital social; a pesar de que “no sabemos qué parte del presupuesto se podrá dedicar a I+D+i en 2012”, indicó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.