La línea de tren de Manacor será en superficie

La Conselleria de Movilidad y Ordenación del Territorio remarcó hoy que realizar en superficie el tramo de la línea de tren que une Manacor y Artà en el entramado urbano del municipio manacorense ocasionará mayores ventajas desde el punto de vista económico, medioambiental, de movilidad y técnico, que realizar el soterramiento de la línea.

El conseller Gabriel Vicens, explicó que se utilizará el sistema llamado ‘tren-tram’, mediante el que se consigue una velocidad inferior a los 50 kilómetros por hora en los núcleos urbanos pero puede incrementarla hasta los 100 en los interurbanos. Asimismo, subrayó que el soterramiento en este recorrido provocaría mayores molestias a la ciudadanía y que sería “difícilmente justificable” ante el Ministerio de Fomento teniendo en cuenta la frecuencia de la línea y la brevedad del tramo.

Además, mientras el soterramiento supondría una inversión de 44,5 millones de euros y una duración de las obras estimada en 24 meses, la otra opción posee un presupuesto estimativo de 13,2 millones de euros -3,5 veces inferior- a realizar en 10 meses.

Vicens indicó que estos estudios que aconsejan la preferencia de realizar el trazado en superficie ya han sido presentados al alcalde de Manacor, Antoni Pastor, y, aunque indicó que la infraestructura suministrará un servicio a toda la población balear y no únicamente a la de este municipio mallorquín, manifestó que no da “nada por cerrado”, preguntado sobre la posibilidad de que se pueda incorporar alguna modificación aportada por el consistorio.

Por su parte, el gerente de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), Jaume Jaume, señaló que se ya ha realizado una exposición pública sobre las expropiaciones que serán necesarias para ejecutar el trazado, que actualmente se encuentra en “periodo de contestar a las alegaciones” presentadas y, en este sentido, añadió que una de estas expropiaciones es la urbanización de Pula Golf, que se encuentra “muy cerca” del tramo del tren.

El proyecto básico del tren aprovecha el antiguo trazado de la línea existente, del año 1879, e incorpora una estación provisional en Manacor para que, en el caso de que se retrasen las tareas de enlace con la estación existente, el servicio con Artà se inicie de forma independiente.

ALTERNATIVA CON MENORES RIESGOS

Por otra parte, el conseller hizo hincapié en que la alternativa en superficie implica únicamente unos riesgos similares a unas obras de urbanización, cuando el soterramiento presenta el peligro adicional de los movimientos en pantallas que podrían ocasionar grietas en las edificaciones cercanas. Asimismo, sostuvo que el soterramiento haría necesario trasladar la actual estación y retrocederla puesto que las obras “no son compatibles”.

Por otra parte, mientras el soterramiento implicaría unas obras de 15 metros de anchura y de 10 metros para el desvío del marco del torrente, la otra alternativa únicamente supondría unas edificaciones de nueve metros. La accesibilidad también es uno de los aspectos positivos de realizar el tramo en superficie ya que las personas que presente problemas de movilidad reducida tendrán menores inconvenientes a la hora de entrar en los ‘tren-tram’ de piso bajo.

Finalmente, Vicens indicó que la Conselleria concluirá el proyecto básico para luego comenzar con toda la tramitación correspondiente. Además, apuntó que la frecuencia de la futura línea será de entre 30 minutos y una hora, aunque ésta dependerá del Plan de Explotación, añadió.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.