Gesa refacturará el consumo eléctrico de 500.000 clientes

La Dirección General de Industria del Govern ha aprobado una resolución que obliga a la compañía Gesa Endesa refacturar el consumo eléctrico de unos 500.000 abonados de Baleares que disponen de una tarifa de hasta 10 kilowatios de potencia contratada, después de que detectarse que recibos correspondientes al consumo estimado de 2008 fuesen cobrados con tarifas de 2009, de modo que se les desembolsarán las cantidades cobradas de más.

Así lo anunció hoy la consellera de Comercio, Industria y Energía, Francesca Vives, quien explicó que parte de la energía consumida durante diciembre de 2008 se ha facturado según la tarifa vigente a partir del 1 de enero de este año, superior a la anterior, al tiempo que el recargo por kw a causa de un exceso de consumo se ha aplicado de forma proporcional al periodo transcurrido entre la última lectura real y la estimada anterior, cuando “debería haberse hecho entre dos lecturas reales”, puntualizó.

Asimismo, el director general de Consumo, Diego González, señaló en el mismo acto que se está estudiando la apertura de un expediente sancionados, al considerar “procedente” iniciarlo para esclarecer la situación y la “vulneración” de los derechos de los consumidores. No obstante, apuntó que esta resolución tardará unos cuatro meses en ser elaborada y presentada.

La resolución adoptada por el departamento de Industria establece, según incidió Vives, la obligación de revisar todas las facturas emitidas en base a facturas estimadas relacionadas con el periodo afectado por el cambio tarifario de enero de 2009, y determina indicaciones para llevar a cabo esta refacturación, como el cálculo de la energía gratuita y la distribución del consumo diario.

En concreto, la diferencia entre la factura inicialmente emitida y la que resulte de aplicar la revisión se hará efectiva a partir del 1 de abril. La resolución ya ha sido enviada a Gesa, compañía a la que, agregó Vives, “le corresponde reaccionar bien porque es una actuación de justicia, y por tanto debe acatarla”.

“Se ha facturado de forma incorrecta y desorbitada”, manifestó la titular de Industria, quien expresó su satisfacción por la labor realizada desde su departamento así como desde la Conselleria de Salud y Consumo, ya que “de forma silenciosa se ha trabajado mucho y de manera muy rigurosa, y tocaba adoptar una decisión”.

Por otro lado, cabe recordar que la Dirección General de Consumo abrió un expediente informativo a Gesa a raíz del aluvión de reclamaciones presentadas por parte de los consumidores, que advirtieron de facturaciones muy elevadas en los recibos de la luz.

Tras reunirse con la compañía, ésta reconoció haber cobrado consumos del pasado ejercicio con las tarifas de 2009, de media un 3,5 por ciento más elevadas. La eléctrica accedió a devolver a los ciudadanos la diferencia, que puede oscilar entre céntimos de euro y veinte euros.

COMPARTIR