Grita ¡muerte al Rey! al paso de la Princesa Leticia por Son Dureta

Un varón argentino de nacionalidad italiana de 55 años de edad y con documento de residente en Baleares fue reducido hoy por las fuerzas del orden tras exclamar “¡muerte al Rey!” al paso de la Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, cuando ésta se encontraba en el vestíbulo del Hospital Son Dureta, en Palma de Mallorca, acompañada por una comitiva integrada por dirigentes políticos, entre los que se encontraba el presidente del Govern, Francesc Antich, y el ministro de Sanidad, Bernat Soria.

La Princesa Letizia se encontraba a la entrada del Edificio B de Pediatría de dicho centro hospitalario cuando un hombre, que resultó ser un paciente psiquiátrico, se acercó y gritó “¡muerte al Rey!”, tras lo cual las fuerzas de seguridad lo inmovilizaron y se lo llevaron para investigar si tiene antecedentes penales, según informaron fuentes de la Casa Real a Europa Press.

Así, el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, precisó a los medios congregados que, tras la marcha de la comitiva real, que el hombre, que no llegó a abalanzarse sobre la Princesa, es un enfermo psiquiátrico que “se había descompensado” debido a que no había tomado la medicación, lo que le provocó un estado de “nerviosismo”, informó el delegado. Asimismo, confirmó que el individuo se encuentra en el área de Psiquiatría del hospital, donde ha reanudado el tratamiento.

De esta manera, el delegado puntualizó que “no se trata de ninguna situación policial, sino que se trata de un hecho de índole sanitario”.

La Princesa de Asturias se trasladó hoy a Palma para visitar el proyecto de la ‘Sonrisa Médica’ con el fin de conocer la labor que hace un equipo de payasos profesionales en el Hospital de Son Dureta, dirigida a hacer más llevadera la convalecencia hospitalaria de niños y adolescentes, así como la espera de sus familias.

La Princesa llegó puntual al Hospital de Son Dureta a las 12.00 horas, donde fue recibida por el presidente del Govern, Francesc Antich, el delegado del Gobierno, Ramón Socías, el conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, el ministro de Sanidad, Bernat Soria y el presidente de Sonrisa Médica, Pep Lluís Vidal.

Una vez dentro del centro, Doña Letizia y el resto de autoridades se dirigieron hasta la séptima planta del edificio de Pediatría donde se produjo una reunión a puerta cerrada, en la que se explicó a la Princesa cómo se desarrolla la labor de los 13 payasos que integran la ‘Sonrisa Médica’, y en la que se expuso cómo y por qué nació este proyecto tan importante para estos enfermos.

LETIZIA SE REÚNE CON LOS NIÑOS

Una fez finalizada la reunión, la comitiva se dirigió hasta la sala de juegos, donde se agolpaban numerosos trabajadores del centro que no querían perderse la oportunidad de ver a la Princesa en persona, así como varios familiares de niños ingresados. Así, sobre las 12.50 horas, Doña Letizia entró en una habitación donde una decena de de niños la estaban esperando.

Así, una niña de 14 años fue la encargada de hacerle llegar un ramo de flores de parte de los menores enfermos, así como un dibujo que había realizado dicha menor. Durante toda la intervención con los niños y los payasos, se pudo ver a Su Alteza Real (SAR) muy participativa y contenta de estar colaborando con esta causa.

Siguiendo con el recorrido por el hospital, Doña Letizia se reunió con las personas que han sido premiadas con los premios ‘Nassos’, que se entregarán el próximo día 19 de marzo en el centro Riskal. Cabe destacar que esta gala tiene un precio de 50 euros -para los que estén interesados en asistir-, cuyos beneficios irán destinados de forma íntegra a la Asociación Sonrisa Médica, para que puedan seguir con este tipo de acciones en diferentes centros.

Asimismo, en declaraciones posteriores a la visita de la Princesa, fuentes de esta ONG explicaron que pretenden “aumentar el número de centros que visitamos”, y avanzaron que entre las actuaciones más destacadas que pretenden llevar a cabo se encuentra la asistencia a centros de personas mayores.

Al término de la visita, todas las autoridades, payasos, y personal sanitario se hicieron una foto de grupo en la que la gran mayoría de los presentes posaron con una nariz roja, tal como la llevan los que profesionales de la Sonrisa Médica, para lograr dibujar una sonrisa en los pequeños convalecientes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.