La Fachada Marítima de Palma reduce la altura de los edificios y garantiza un parque frondoso

Los trámites urbanísticos que son imprescindibles para “normalizar” la situación de la Fachada Marítima entran en su recta final. Así, está previsto que en la segunda semana de marzo se someta a Pleno la aprobación provisional de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para crear un gran parque en primera línea de 125.000 metros cuadrados.

Así, la propuesta incorpora “gran parte” de las aportaciones que se han realizado durante el periodo de exposición pública y permitirá al Consistorio disponer de un espacio de 40.000 metros cuadrados de uso y titularidad pública.

Para ello, el Consell de Mallorca deberá aprobar definitivamente la modificación del Plan General antes del próximo 16 de julio, tal y como destacó en rueda de prensa la regidora de Urbanismo, Yolanda Garví.

Al respecto, precisó que se han recogido un 95 por ciento de las 256 alegaciones presentadas, que hacen posible que el resultado final haya sido “lo más consensuado posible”.

Así, las novedades más importantes que se incorporan al proyecto inicial se centran en reducir a la mitad a la altura de los edificios de equipamientos y en garantizar que el parque sea “frondoso y verde”, aumentando la capa de arraigo para que puedan crecer los árboles de mayores dimensiones, que eran las principales peticiones de los ciudadanos.

De este modo, están proyectados dos edificios con una alzada máxima de planta baja más 3 plantas, y otro de planta baja más 1 planta. Se ha pasado de 21.600 a 12.600 metros cuadrados de nuevos equipamientos, reduciéndose en 9.000 metros la superficie prevista, destacó la regidora de Urbanismo.

CONSEJO EXTRAORDINARIO

Para tal efecto, Cort ha convocado para mañana un consejo extraordinario de Gerencia para avanzar en la aprobación de manera provisional de la modificación puntual de la Fachada Marítima, “aquella que nos ha de permitir tener cada vez más cerca el futuro corredor de la mar, que será un parque en primera línea de más de 125.000 metros cuadrados”, apuntó.

Este es el objetivo de la tramitación urbanística, que contempla además la modificación del proyecto del hotel del Palacio de Congresos y la ratificación del acuerdo con Mapfre, por la cual el Ayuntamiento de Palma se hará con la titularidad del solar ubicado entre Gesa y el futuro Palacio de Congresos.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.