Estaràs no asiste al Pleno y el metro centra el interés de los pasillos

La euforia de PP ante los resultados electorales en Galicia y su avance en el País Vasco, se ha dejado sentir también en Balears.   La presidenta del PP en Baleares, Rosa Estarás, no ha asistido esta mañana al pleno del Parlament, que incluía dos preguntas parlamentarias suyas, para brindar con su amigo Feijoo en estos momentos de alegría. En Madrid, Estarás afirmaba esta mañana que en la “cabeza y en el corazón de los españoles se esta generando un nuevo horizonte”. A pesar de que no sabemos qué va a suceder realmente en un futuro, el hecho es que la sesión parlamentaria de hoy, sin la presencia de la diputada, ha sido poco entretenida.

La consellera de Trabajo y Formación, Joana Barceló, ha recibido críticas por parte del diputado popular Cristóbal Huguet, por el retraso de dos meses que lleva ya la firma del Pacto por la Ocupación, aunque éste no ha ocultado que Balears, sea la única comunidad española donde descendió el desempleo el pasado mes de febrero, con 80 parados menos. Joana Barceló, le ha respondido que a finales de este mes de marzo, el Govern prevé firmar el Plan con todas las asociaciones empresariales y sindicales de Balears. Ha remarcado además, que nuestra comunidad, ha sido de las pocas que ha puesto propuestas encima de la mesa, y de manera pactada con empresarios y asociaciones, cosa que no pasó en la anterior legislatura.

Por su parte, la diputada popular Catalina Soler, con contundencia y seguridad ha arremetido contra la consellera de Agricultura y Pesca. A Mercé Amer iban dirigidas las acusaciones de aplicar, por una parte, “políticas sectarias”, y por otra, de mentir al sector agrario y ganadero, al prometer unas ayudas económicas que no llegan. Amer se ha defendido negando el supuesto “sectarismo” aplicado desde su Conselleria y, en este sentido, ha incidido en que no se ha discriminado a ninguna asociación, y que la crisis del sector primario, viene dándose desde hace tiempo ya que obedece a razones estructurales, que se están intentado solucionar.

De otro lado, en los pasillos del Parlament el tema del metro de Palma ha salido de nuevo a la luz. El conseller de Mobilitat y Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, ha expresado su sorpresa ante el hecho de que el PP exija su dimisión y haya emprendido acciones judiciales en su contra. Según Vicens no se está haciendo otra cosa que intentar buscar responsabilidades políticas, para poder devolver así a los palmesanos el dinero que costó la reparación del metro. El conseller está tranquilo, y cree que el PP está intentando impedir las investigaciones.

La manía persecutoria de la portavoz en materia de Transportes de la oposición, Mabel Cabrer, se ha dejado notar también por los pasillos. Según Cabrer, se está intentando perseguir políticamente a su partido, y ha acusado además a la Conselleria de Mobilitat, de hacer un montaje para “amañar concursos, contratar auditorías y enchufar personas”.

Lamentablemente, nos hemos quedado sin ver la actuación de Rosa Estarás, que debía preguntar al Govern por los resultados de la mesa de seguimiento de la crisis económica, y por la inauguración del segundo cinturón. Serán temas que seguro darán mucho que hablar, y que engrosarán la lista de capítulos de esta novela por entregas. Les iremos informando.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.