La escasa implantación de las TIC lastra la productividad de la economía española

El escaso uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en sectores productivos como el comercio minorista y el transporte, que representan el 30% del PIB, está limitando la productividad de la economía española, al afectar directamente a la mejora de la competitividad de estas empresas, según se desprende del ‘Informe ePyme 2008: Análisis sectorial de implantación de las TIC (TIC)’ elaborado por Fundetec.

El director general de Fundetec, Alfonso Arbaiza, explicó que el informe estudia la situación de las pequeñas y medianas empresas de ocho sectores productivos (logística, transporte, hotelero, turismo rural, textil confección, calzado, vitivinícola y comercio minorista) que aportan en su conjunto el 34,7% del PIB.

Sin embargo, las pertenecientes a los dos sectores que más peso tienen sobre la economía española, el comercio minorista (20,5% del PIB) y el transporte (9,5% del PIB) son las que menor grado de implantación de estas tecnologías presentan, algo que Arbaiza supone una “desventaja” para la economía española, que adolece de una baja productividad. “Mejorarla pasa ineludiblemente por un incremento de las nuevas tecnologías”, señaló.

Por contra, el sector hotelero y el logístico presentan un grado de implantación tecnológica “muy superior al resto” tanto en infraestructura tecnológica básica, herramientas de gestión y presencia en Internet, así como en la aplicación de “soluciones específicas” para su negocio.

Aunque el informe no precisa el impacto de las TIC en la economía española, Arbaiza recordó que según los estudios realzados en Estados Unidos y la Unión Europea, una adecuada implantación de estas tecnologías puede supone mejoras de entre el 20% y el 300% de las empresas, y precisó que sus beneficios son mucho más pronunciado a nivel microeconómico.

MÁS IMPLICACIÓN DE CC.AA. Y AYUNTAMIENTOS

En este sentido, Arbiaza recalcó la necesidad de impulsar las nueva tecnologías con un enfoque sectorial, así como la necesidad de desarrollar líneas de colaboración entre cada sector y los proveedores para conseguir un “nuevo catálogo de soluciones” específicas para cada uno de ellos. “Se podía hacer más”, incidió.

Asimismo, urgió a incentivar el trabajo conjunto entre las asociaciones del sector y los diferentes niveles de las administraciones públicas para promover la implantación de las nuevas tecnólogas. Espacialmente, señaló la necesidad de que las comunidades autónomas y a los entes locales para que hagan un “mayor esfuerzo”, especialmente en lo referido a políticas de formación.

INDUSTRIA DICE QUE SE PUEDE HACER MÁS

En este punto, el subdirector general para la Economía Digital del Ministerio de Industria, Víctor Izquierdo, destacó la efectividad del Plan Avanza, y aseguró que las actuaciones impulsadas desde el Ejecutivo “van en la línea de las recomendaciones de Fundetec”, si bien admitió que los datos que contiene el informe revelan “siempre se puede hacer algo más”, especialmente respecto a políticas con una orientación más sectorial.

Por su parte, el subdirector general de Fomento Empresarial de DGPYME, Antonio Fernández, incidió en que Industria tiene en marcha otros programas, aparte del Avanza, que pueden servir para el impulso de las TIC. En concreto se refirió al Programa Innoempresa 2007-2013, que hasta ahora ha concedido 625 millones en ayudas, 500 de ellos aportados por el Gobierno central y el resto por las comunidades.

No obstante, admitió que España “aún está” lejos de la media europea en políticas de innovación, situándose en un la “parte de cola” de los países innovadores con una inversión en I+D+i de sólo el 1,26%.

IMPLANTACIÓN DE INTERNET POR ENCIMA DE LA MEDIA

El informe destaca la importante penetración del uso del ordenador; las microempresas de hasta 9 empleados de todos los sectores estudiados “superan con creces” la media nacional con tasas del 90%, mientras que en las pymes no difieren demasiado de la media del 98,1%, salvo en el comercio minorista, que no supera el 80%. Respecto al grado de penetración de internet, los ocho sectores superan la media nacional del 48% tanto en microempresas como en pymes.

Asimismo, las aplicaciones informáticas con mayor presencia en estos segmentos son las de ofimática, que en el hotelero, vitivinícola y de turismo rural superan el 90%, mientras que en los programas de contabilidad y gestión destaca por encima del resto el sector del calzado, el único que supera el 90% en implantación.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.