Collado está entre las personas relacionadas en la contabilidad que llevaba el financiero del entramado Gürtel

El ex director gerente de la Fundación Baleares Sostenible e imputado en el caso Gürtel, Pau Collado, es una de las personas físicas relacionadas en los apuntes de la contabilidad oculta que llevaba el financiero del entramado investigado en la presunta trama de corrupción, según el auto del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que instruye la causa.

Así lo detalla el auto emitido ayer por Garzón por el que se inhibe de una parte de la investigación en favor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Precisamente ayer, el magistrado cerró la ronda de interrogatorios a los 37 imputados iniciales en el caso, incluida la declaración de Collado, quien fue consejero delegado de Easy Concept, a quien dejó en libertad sin medidas cautelares.

El ex director de la Fundación Baleares Sostenible está imputado de forma genérica en las investigaciones sobre una presunta trama de corrupción y tráfico de influencias que habría ofrecido “dádivas y sobornos” a funcionarios y autoridades de administraciones del PP en las Comunidades de Madrid y Valencia a cambio de favores políticos.

Las aportaciones de esa contabilidad paralela investigada en la trama se producen, según el auto, desde Easy Concept Comunicación y Orange Market, y la obtención de dinero ajena al sistema financiero proveniente de comisiones se genera desde todas las empresas vía elaboración de facturas falsas o ingresos por comisiones.

Los apuntes contables en el que figura Pau Collado fueron hallados en un ‘pen drive’ que el financiero del entramado, José Luis Izquierdo –también imputado–, guardaba en la sede de la calle Serrano de Madrid. En estos apuntes de “contabilidad B” existía una cuenta por cada persona física, jurídica o evento de los que tuviera que realizar alguna anotación contable, algunas de las cuales estaban designadas con el nombre de los imputados y buena parte de ellas con sus iniciales.

No obstante, el auto sólo identifica a Collado como una de las personas físicas relacionadas en los apuntes de contabilidad, si bien en ningún momento aclara las razones de esa anotación.

Así, la investigación explica que el sistema de contabilidad oculta se realizaba con dinero en efectivo de origen desconocido, que según la Policía, podría proceder de las comisiones por la adjudicación de obras urbanísticas y la consecución de un elevado número de adjudicaciones públicas irregulares.

FUNCIONAMIENTO

Del estudio de los datos, señala el auto, se puede inferir el circuito que seguían los fondos y las comisiones pagadas por las empresas adjudicatarias, que eran entregadas al principal imputado de la causa, Francisco Correa, quien decidía posteriormente la distribución entre los participantes del negocio.

Precisamente Izquierdo, sostiene Garzón, era la persona de confianza de Correa y otro de los principales imputados, Pablo Crespo, quien desde las oficinas principales del conglomerado empresarial investigado ejercía como responsable del control del dinero existente en la denominada ‘Caja B’ del grupo, así como de las operaciones de salida y entrada de fondos en la misma.

El auto señala que por orden de Crespo, se llevaba un control de las cuentas de las personas físicas y jurídicas, así como de otros eventos. Por lo que diseñó un sistema de archivos personalizados junto a otro archivo general enlazado con los anteriores donde se incluía los cambios efectuados a las cuentas particulares.

Con ello, Izquierdo procedía a la apertura de una cuenta por cada persona física, jurídica o evento de los que tuviera que realizar anotaciones contables. La estructura de las cuentas figuraba la fecha, el concepto –con la persona que realiza la operación y el motivo de la misma–, las partidas de gastos realizadas como facturas pagadas o salidas de dinero, la ubicación de las partidas de ingreso o aportaciones realizadas, y el saldo final.

Los datos de estos apuntes, según la investigación que dirige el magistrado de la Audiencia Nacional, eran facilitados por Crespo de forma verbal, mientras que Izquierdo los anotaba en un papel para pasarlos luego a las cuentas creadas, destruyendo después dicha anotación recogida en el papel.

CORREA ADQUIRIÓ UNA FINCA EN IBIZA

Además, el auto de inhibición señala que a raíz de sus actividades Francisco Correa llegó a reunir un patrimonio inmobiliario en España de un valor muy elevado, entre el que descasa la adquisición de una finca en Ibiza, situada en el municipio de Sant Joan de Labritja.

La finca de uso residencial tiene una superficie de 4.000 metros cuadrados, de los cuales 406 metros cuadrados están edificados en el año 1992.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.