Antich ofrece compensaciones a cambio de la paz política

El presidente del Govern, Francesc Antich, confió hoy en que UM retire la enmienda de adición presentada esta mañana al decreto turístico para que se pueda construir el campo de golf de Son Baco, a cambio de que se “compense” al Ayuntamiento de Campos con otro proyecto que se ajuste al actual modelo productivo y “no al de la pasada legislatura, basado en la improvisación y en el crecimiento desmesurado, donde la especulación ganaba a la economía producativa”.

Tras asistir al nombramiento de la nueva secretaria general de CCOO en Baleares, Katiana Vicens, Antich admitió que el Govern tiene un “problema” con la presentación de la citada enmienda por parte de UM, debido a que “se sale de lo pactado”, si bien se negó a sustituir al conseller de Turismo, Miquel Nadal, porque “los necesito a todos para trabajar”.

Por otro lado, confió en la “receptividad” de UM para que retire esta iniciativa y subrayó que ya está trabajando en “solucionar” esta cuestión, con el fin de “compensar” a Campos y a otros Ayuntamientos que se han “esforzado mucho” en lograr una “mayor protección de su territorio” con otros proyectos que se ajusten a la economía productiva.

“No está en peligro el pacto de gobernabilidad, pero hay que solucionar este problema”, recalcó Antich, quien remarcó que el Ejecutivo “no puede dar apoyo a seguir creciendo en oferta complementaria y campos de golf, pero sí que hay que atender a la situación concreta de aquellos municipios que se han esmerado para que su territorio esté protegido”.

El presidente del Govern pidió “prudencia y tranquilidad” para solucionar esta cuestión y, en esta línea, dijo que “no puede ser que cada vez que tengamos un problema parezca que todo se hunda”. Así, afirmó que tras llegar de la feria turística ITB celebrada en Berlín, ha visto que “las cosas están un poco revolucionadas”, a pesar de que, a su juicio, hay “tiempo” para lograr un acuerdo entre el PSIB, UM y Bloc, dado que la tramitación del decreto será larga, si bien consideró que habrá que hacer “horas extras” para solventar esta situación a la vez que se atiende a la crisis y a los ciudadanos.

LA ENMIENDA “NO AFECTA AL GOVERN”

“La mejor forma de atender esta situación es hablando y, por ello, ya hemos comenzado a dialogar las distintas fuerzas políticas para alcanzar una solución que no sea al estilo de la legislatura pasada cuando se empleaba un modelo de crecimiento sin orden ni concierto”, resaltó, a la vez que insistió en que la enmienda de UM “no afecta al Govern, ni crea otros problemas”.

No obstante, Antich reiteró que la enmienda “no responde al nuevo modelo” y, por ello, dijo que quiere que “se retire” para, posteriormente, encontrar las “compensaciones oportunas” para Campos. Pese a ello, el presidente remarcó que éste se trata de un “problema entre distintas fuerzas políticas” que, en su opinión, “no nos debería despistar de hacer la labor principal, que es trabajar por los ciudadanos”.

Por otro lado, negó que el Bloc le haya pedido que destituya a Nadal y consideró que todas las fuerzas políticas del Govern están “receptivas” para encontrar una solución, después de que “hayan sido capaces de llegar a multitud de consensos”. En este sentido, recalcó que le consta que “hay voluntad de hablar y dar solución a este problema”, si bien insistió en que “lo que no puede ser es ir al modelo anterior de un crecimiento desmesurado y sin seguir un criterio de economía productiva”.

“Confío en que UM tiene una voluntad extraordinaria de seguir en el Ejecutivo autonómico y de acabar la legislatura, igual que lo tiene el Bloc y el PSIB”, zanjó Antich.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.