La EMT pone en funcionamiento cinco nuevas líneas

La alcaldesa de Palma, Aina Calvo, dio a conocer las cinco nuevas rutas que iniciará la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en los próximos días y que permitirán una “mejor” conexión entre las diferentes barriadas de la capital balear, ofreciendo así un mejor servicio a los ciudadanos y a los turistas que utilicen el transporte público.

Así lo explicó Calvo en rueda de prensa en la que aseguró que este plan de mejora de la empresa municipal incluye nuevos itinerarios, y nuevos autobuses –un total de 54 a lo largo de este año–, cuyo presupuesto asciende a 20 millones de euros, todo ello para ofrecer una “mejor y más cómoda” movilidad de los residentes y visitantes de Palma.

En este sentido, informó de que el próximo lunes, día 23 de marzo, ya se pondrá en funcionamiento la primera de las líneas (24), que unirá el hospital de Son Llátzer con Son Hugo. De este modo, a lo largo de su recorrido conectará los barrios de Son Gotleu, Pere Garau, Plaza de España, y Eusebio Estada.

Otra de las novedades en la movilidad de la capital balear es el establecimiento de la línea 6 que conectará el Polígono de Can Valero con el polígono de la zona de Levante, con una frecuencia de 20 minutos, y que entrará en vigor el próximo día 30 de marzo. Asimismo, Calvo remarcó que esta nueva línea permitirá descargar la actual línea 8 (Son Roca).

Siguiendo con la estela de novedades de la entidad, la directora gerente de la EMT, Fuensanta París, informó de que la línea 20 será la tercera que se pondrá en funcionamiento, a finales del mes de abril –según lo previsto–, y unirá Porto Pí y el Parc Bit, con una frecuencia de 20 minutos.

Una de las líneas que más expectación ha creado en los vecinos de Palma, es la 21, que será la que una S’Arenal con el Aeropuerto de Son Sant Joan. Una línea que ha sido muy comentada, ya que los residentes de la zona se veían obligados a desplazarse hasta Palma, para posteriormente coger otro autobús que los desplazara hasta la terminal de llegadas. De este modo, entre “abril y mayo” se dará el pistoletazo a esta línea que tendrá una frecuencia de 60 minutos en invierno, y de 30 en los meses de verano.

En cuanto a la últimas de las líneas que pasarán a formar parte de las rutas que cubre la EMT, París informó de que, también, entre los meses de abril y mayo la línea 32 unirá S’Arenal con Sant Jordi, pasando por Ses Cadenes, Es Pil·larí, y S’Aranjassa. La frecuencia de esta línea es de una hora.

MAYOR DESCOGESTIÓN DE LAS LÍNEAS

Con la introducción de estos cinco nuevos recorridos, se “mejoran los recorridos actuales” y se descongestionan las líneas que hasta el momento operaban en estas rutas, como es el caso de las líneas 5 (Son Dureta), 9 (Son Espanyol), 10 (Son Cladera), 11 (Circular Polígono de Son Castelló), 12 (Son Sardina), 16 (Establiments), 19 (Parc Bit Universitat), y la línea 27 (Sa Garriga).

AMPLIACIÓN DE FLOTA CON 52 NUEVOS AUTOBUSES

Con el objetivo de ofrecer “más y mejores” servicios de movilidad a los ciudadanos y turistas de la capital balear, la EMT ampliará su flota a lo largo del presente ejercicio con 52 nuevos autobuses. No obstante, esta implantación se realizará en tres fases que comprenderán los meses de marzo y abril, con 28 vehículos; mayo y junio, con la llegada de otros 12 nuevos vehículos; y por último, durante los meses de julio y septiembre, se completará la flota con la incorporación de 12 vehículos con motores de Gas Natural.

En este sentido, París aseguró que se trata de unidades “más cómodas y menos contaminantes”, al tiempo que informó de que incorporan mejoras que los hacen más funcionales y ergonómicos, lo que supone un mayor “disfrute” para el usuario de este transporte público. Asimismo, remarcó que todas las unidades están dotadas de cámaras de vídeo para controlar la seguridad interior.

“QUIEN MÁS VIAJA, PAGA MENOS”

Con el objetivo de premiar a aquellos ciudadanos que más utilizan la EMT como medio de transporte de manera habitual, Calvo recordó que a partir del próximo lunes, 23 de marzo, se iniciará una nueva etapa en cuanto a las tarifas de las rutas. En este sentido, a partir de ahora los usuarios de la Tarjeta Ciudadana -en la actualidad son más de 402.000 personas- podrán ‘contratar’ modalidades de abono, que variarán de precio en función de los viajes previstos a realizar en un mes.

Estos abonos son el T-20 (una veintena de viajes al mes), que costará 10 euros; el T-50 (23 euros), y el mensual indefinido que tendrá un coste de 27 euros. No obstante, todos y cada uno de estos títulos incluyen la realización de transbordos en un espacio de 90 minutos.

Cabe destacar que los universitarios seguirán pagando 0,31 euros, mientras que las personas mayores pagarán 15 céntimos, y los miembros de familias numerosas, 0,20 euros. No obstante, la gratuidad del servicio se extiende, por primera vez, hasta los jóvenes de hasta 16 años.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.