Riesgo de "analfabetismo cibernético" de los padres a la hora de proteger a sus hijos en la red

Uno de los aspectos más importantes para evitar que los menores sean víctimas de delitos en la red es la vigilancia familiar, por lo que los padres deben superar el “analfabetismo cibernético” y acompañar a los menores en sus conexiones a internet, al menos para informarles de las páginas que pueden lesionar su integridad.

Así lo expusieron los fiscales Nicolás Pérez Serrano y José Díaz Cappa en su comparecencia esta semana en el Parlament para exponer los derechos y riesgos de los menores ante las nuevas tecnologías. Ambos expertos reconocieron que los padres y los centros escolares “no están preparados” para asumir este grado de vigilancia, que supondría dar un paso más en la investigación de delitos a través de la red, con especial atención en aquellos que puedan dañar a menores.

Pérez y Díaz recalcaron la necesidad de impulsar la formación y prevención continua desde los colegios y las familias para prevenir a los menores de los delitos que se cometen a través de Internet, puesto que este colectivo es especialmente vulnerable a las nuevas tecnologías. Así, ambos coincidieron en afirmar que es “necesario” que los jóvenes sean conscientes de los peligros que puede hacer un uso “ilícito” de Internet.

Cuatro son los delitos cibernéticos más frecuentes: la intrusión -contra la confidencialidad-, delitos de falsificación, de contenido -como es la pornografía infantil, aunque informó de que en este apartado también se incluyen las injurias, amenazas, y contenidos xenófobos y racistas-, y los delitos contra la propiedad intelectual.

LA RED: ESCENARIO DE DELITOS

La importancia que las nuevas tecnologías tienen en la sociedad actual queda también patente en la comisión de delitos hacia menores, ya sea por parte de jóvenes o de adultos que, en algunos casos, se hacen pasar por niños con el objetivo de conseguir algún tipo de “intercambio” por parte del menor.

En este sentido, Cappa expuso que la red es un importante medio de difusión y comisión de delitos, y un escenario de “fácil despiste” para los investigadores. Además, recalcó su papel como herramienta para la búsqueda de “sujetos activos y pasivos de delitos”. Incidió también en que Internet sirve como medio de “potenciación de la actividad ilícita y medio de propagación de la publicidad ilícita o inductiva”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.