Se entrega a la Policía Nacional el conductor que ayer atropelló mortalmente a un joven de 17 años en Palma

El conductor que ayer atropelló mortalmente a un joven de 17 años tras robar un vehículo se ha entregado hace media hora a la Policía Nacional, que, a su vez, lo ha conducido al cuartel de la Policía Local de Palma en la calle San Fernando, donde se le interrogará antes de ponerle mañana a disposición judicial.

Fuentes de la Policía Local de Palma informaron de que el individuo, de 34 años de edad, responde al nombre de Andrés H.M., que desde ayer ya estaba siendo buscado por varias patrullas policiales en los alrededores de su domicilio situado en el Polígono de Levante, gracias a la información facilitada por el copiloto del vehículo, que fue arrestado minutos después del atropello.

Se da la circunstancia de que la persona que esta mañana se ha entregado a la Policía y que se dedica al robo de vehículos, ya había sido detenida hace cinco días por la Policía Local de Palma por esta causa, después de que arrancara el coche en el mismo momento en el que un agente de la Policía Local procedía a identificarlo. Precisamente, este agente se encuentra de baja laboral, después de que su brazo sufriera lesiones al intentar abrir la puerta del coche robado para proceder a su detención.

Las citadas fuentes informaron de que el copiloto arrestado ayer, que responde al nombre de Santiago C.R., de 33 años de edad, pasará seguramente esta tarde a disposición judicial. Por su parte, el autor del atropello mortal permanecerá hasta mañana en los calabozos de la Policía Local, a la espera de pasar a primera hora de la mañana a disposición judicial, donde será imputado por un delito contra la seguridad del tráfico con imprudencia temeraria con resultado de muerte, así como por los delitos de robo con violencia, persecución y daños en varios vehículos y mobiliario urbano con los que colisionó.

La Policía Local ya confiaba ayer en detener al autor del atropello en las próximas horas, gracias a la información del copiloto detenido y a la descripción de la policía local fuera de servicio que fue testigo del robo del vehículo y del atropello mortal. “Alguien le ha aconsejado bien”, remarcaron las citadas fuentes de la Policía, en referencia a la decisión del autor del atropello de entregarse.

CRONOLOGÍA DE LOS HECHOS

El joven atropellado, que hoy cumplía 18 años, murió tras ser empotrado ayer sobre las 15.55 horas contra una pared de la calle Madre de Deu de Montserrat, esquina con la calle Aragón, por un vehículo que había sido robado minutos antes por dos individuos, que estaban huyendo de los agentes policiales.

Así, una agente de policía que se encontraba fuera de servicio en la gasolinera de la Calle Aragón repostando su vehículo vio perfectamente los hechos y confirmó que el joven no falleció cuando el vehículo sustraído arrancó en marcha atrás, tal como se había informado en un principio, sino que fue atropellado lateralmente cuando caminaba por la acera de la calle en la que se encuentra su domicilio, del que acababa de salir hacía dos minutos.

Los hechos sucedieron cuando un ciudadano se acercó a una patrulla de la Policía Local, que estaba parada en un semáforo, junto a la gasolinera de la calle Aragón, para informarle de que dos individuos estaban intentando sustraer un Volkswagen Golf blanco descapotable, al que trataban de hacer un puente.

Así, los agentes se dirigieron al vehículo y en el momento en el que intentaron abrir la puerta, el conductor, de aspecto desaliñado, barba de varios días y de unos 33 años de edad, arrancó hacia atrás hacia la calle Aragón, sin que los policías pudieran detenerle. En ese momento, otro coche colisionó con el vehículo robado, que continuó otros 200 metros en marcha atrás.

Posteriormente, hizo un trompo enfrente de la gasolinera, puso la primera marcha y se subió a la acera de la calle Mare de Deu, esquina con la calle Aragón, por la cual paseaba la víctima, que nada pudo hacer para salvar su vida, debido a que se vio empotrado entre el coche y la pared.

FUGA A PIE

A continuación y sin parar el vehículo, el autor del atropello continuó dándose a la fuga de la Policía, que le perseguía por detrás, aunque unos metros más adelante colisionó con varios coches y una farola en la calle Rafael Barrera, abandonando a pie el vehículo, con el fin de escapar de los agentes.

Sin embargo, los agentes lograron detener al copiloto, quien desde ayer se encuentra en los calabozos del cuartel de la Policía Local, situado en la calle San Fernando. El arrestado, que también presentaba un aspecto desaliñado, barba de varios días y de unos 30 años de edad, se “derrumbó” al conocer que habían atropellado mortalmente al joven de 17 años.

Posteriormente, reveló a la Policía que el conductor y el supuesto autor del atropello, al que en un momento llamó Jose, pero que después dijo que se llamaba Andrés, vive en el Polígono de Levante, donde desde ayer había varias patrullas de la Policía Local y la Policía Nacional en su domicilio intentando encontrarle para detenerlo y ponerlo a disposición judicial.

Tras encontrar el vehículo sustraído, los agentes de la Policía Local lo custodiaron para evitar que fuese manipulado, con el fin de que se pudiesen tomar las huellas. Posteriormente, fue trasladado con una grúa al cuartel de la calle San Fernando, con el objetivo de que la policía científica de la Jefatura Superior de Policía se encargue de las diligencias y de la investigación de la muerte del joven.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.