El Obispado abandona la Fundació Deixalles por falta de tiempo

El pasado miércoles 29 de abril se reunió el Patronat de la Fundació Deixalles en el que se acordó una modificación de estatutos para cambiar la composición del propio Patronato. Esta modificación no entraña ninguna modificación en los objetivos fundacionales de Deixalles.

El nuevo patronato está constituido, a partir de esta fecha, por tres miembros de PIMEM y tres miembros en representación de una asociación de los trabajadores (Amics de Deixalles). De esta manera el Obispado de Mallorca, después de 23 años de compartir la tarea con PIMEM, deja de formar parte de dicho Patronato.

Esta decisión de cambio de patrones se ha dado por la madurez y desarrollo del proyecto de Deixalles y el crecimiento y la complejidad de gestión que implica.

Desde Càritas ven que el seguimiento que exigía el proyecto Deixalles, de más tiempo y dedicación era difícil de conseguir, a causa de la cantidad de trabajo que una institución como Càritas ya tiene por ella misma. Por eso decidieron dejar de formar parte del Patronato.

Todo este proceso según el Obispado se ha hecho desde el diálogo con las partes implicadas y con la voluntad de favorecer la continuidad de la Fundació Deixalles y su importante atención social. Por eso desde el principio se propuso por parte del Obispado que la parte fundacional del Obispado pasara a una asociación de los representantes de los trabajadores de Deixalles.

La colaboración del Obispado dará apoyo y ayuda al proyecto de Deixalles, por eso cederá los terrenos donde se ubica La Fundación.

Las entidades fundadoras valoran positivamente el trabajo y el esfuerzo hecho durante éste 23 años de historia. Esperan y desean que este proceso iniciado continúe teniendo un papel importante en el trabajo social a favor de los más desfavorecidos; y así pueda continuar con ilusión su tarea iniciada ya hace tiempo y que, tal vez en estos momentos, tiene más razón de ser que nunca.

COMPARTIR