Detenido por estafar a más de 400 alumnos de una academia de formación.

El Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de Policía de Baleares, tras una compleja investigación que ha durado seis meses, ha procedido a la detención en Palma, de Oscar S. G. de 35 años, como presunto autor de un delito de estafa.

El detenido es el administrador único de una academia de enseñanza cuya sede principal se encontraba en la calle General Riera de Palma, y con subdelegaciones en Ibiza, Menorca y Madrid, la cual estaba dedicada a la enseñanza no reglada de oposiciones y cursos de formación y que cerro sus puertas el pasado noviembre del 2008, con un cartel de “cerrado por vacaciones”, si bien nunca más volvió a abrir.

Como manera de darse a conocer, la academia tenía página web en donde publicitaba los cursos que ofertaban. De la misma manera procedían a intercalar anuncios publicitarios de la Academia en diferentes medios impresos de las localidades en donde éstas están ubicadas.

Los importes de los cursos a impartir oscilaban entre los 1.700 y 3.000 euros, estando éstos encuadrados en diferentes ramas además de preparar a los alumnos a Oposiciones en distintas Administraciones Públicas.

La mencionada academia de formación disponía de diversos métodos para el abono del importe de los cursos, bien mediante recibos mensuales aportando una entrada inicial, o bien mediante financiación de un crédito al consumo, método éste último seguido de manera mayoritaria por los perjudicados, que solicitaron líneas de crédito para poder pagarse los cursos que pretendían realizar, dándose la circunstancia de que los cursos en cuestión iban orientados a conseguir una plaza laboral, por lo que la práctica totalidad de los perjudicados son personas que se encuentran actualmente desempleadas y por tanto sin recursos económicos, viéndose en la obligación de seguir abonando tanto los interese como el capital de los préstamos solicitados para la realización de los cursos.

Una vez recibido el dinero, la Academia referida no aportó la totalidad del material de preparación previamente abonado, cerrando todos los centros de los que dispone sin dar explicación alguna de un día para otro.

Respecto de la valoración de las cantidades totales presuntamente defraudadas, se contabiliza la cantidad, más que probable de cuatrocientos a seiscientos alumnos, por lo que se valora el perjuicio en una cantidad superior al millón de euros, recibiéndose hasta la fecha en el Grupo casi un centenar de denuncias.

Tras la toma de declaración del principal encausado, el cual ha pasado en el día de hoy a disposición judicial, éste no da explicación alguna sobre el destino del dinero percibido fruto de los cursos ofertados y cobrados por la Academia de la que es administrador.

COMPARTIR