UM celebrará un Congreso Extraordinario en julio

Unió Mallorquina deja en manos de sus militantes la continuidad de Miquel Nadal como presidente del partido, así como la de los altos cargos de la formación, y lo hará en un Congreso Extraordinario que se celebrará el día 11 de julio que se prevé tenso debido a la situación por la que atraviesa la formación regionalista.

En rueda de prensa celebrada tras la reunión de la Ejecutiva de UM, Nadal aseguró que esta cita estival –que sólo ha contado con un voto en contra y dos abstenciones, puesto que la portavoz del partido, Catalina Julve, y el alcalde de Campos, Guillem Ginard, no se encontraban en la Ejecutiva–, servirá para dar “voz y voto” a los militantes, que decidirán quién debe estar al frente de la formación y la línea que debe seguir el partido, que calificó como “el mejor del mundo” y “el partido que necesitan todos los mallorquines”.

En cuanto a una posible reelección de Nadal como presidente, éste aseguró que no tiene “demasiadas ganas” de presentarse, postura que también reafirmó el actual secretario general del partido, Miquel Ferrer.

Sobre la posibilidad de abandonar los cargos como conseller de Turismo y regidor en el Ayuntamiento de Palma, Nadal se mostró contundente y afirmó que hacerlo supondría una “total irresponsabilidad”, e incidió en que en momentos de dificultad económica como los actuales es necesario trabajar “todos unidos” para el beneficio de todos los ciudadanos del archipiélago.

En otro orden de cosas, Nadal aseguró que “lo importante” en estos momentos es conseguir “los mejores resultados” en las Elecciones Europeas del 7 de junio, puesto que UM “tiene el mejor candidato y la mejor coalición”, apostilló. En este sentido, valoró que ahora sólo cabe “trabajar todos juntos” para conseguir que estos comicios den el “mejor resultado” para la formación.

Cabe recordar que la Ejecutiva que se celebró esta tarde desde las 16.30 horas y se extendió por espacio de tres horas estaba programada para el próximo lunes, día 11 de mayo, aunque las discrepancias internas surgidas en las últimas semanas, y cuyo detonante máximo fue el voto en contra de una moción presentada ayer por el PP en el Pleno del Consell de Mallorca obligó a adelantar la convocatoria.

Una moción que versaba en contra de los proyectos ferroviarios para Alcudia y Manacor, a pesar de que la formación nacionalista suscribió todos los puntos de la propuesta defendida por la oposición. Un hecho que ponía en entredicho la unidad de la formación regionalista.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.