Massot comparece hoy ante la Justicia por el 'caso Andratx'

El tercer juicio del caso Andratx, cuyo único acusado es el ex director de Ordenación del Territorio del Govern, Jaume Massot, arrancó en torno a las 9.45 horas en el Juzgado de lo Penal número 3 de Palma, donde el inculpado será juzgado por un presunto delito de negociaciones prohibidas por haber asesorado de forma “fraudulenta” en materia urbanística a promotores y arquitectos mientras ejercía de responsable de Urbanismo en el Ayuntamiento de Andratx y posteriormente como alto cargo del Ejecutivo autonómico.

El juicio prevé mañana quedar visto para sentencia, y a lo largo de la vista Massot será interrogado por los trabajos de asesoramiento y consultoría que realizó a través de su empresa Territorio Asesores, creada en el año 2000 y usada por el acusado para cobrar estos servicios, pese a que como técnico del Consistorio ‘andritxol’ (hasta 2003) y como director general (entre 2003 y noviembre de 2007) tenía prohibido trabajar para empresas por asuntos relacionados con el urbanismo.

Es por ello que Massot, sobre quien ya pesan dos penas que suman ocho años y medio de prisión por los dos juicios ya celebrados dentro del caso Andratx, se enfrenta en esta ocasión a una petición de la Fiscalía Anticorrupción de tres años de inhabilitación y 72.000 euros de multa, mientras que la acusación particular -ejercida por el Ayuntamiento de Andratx- solicita también tres años de inhabilitación y 36.000 euros de multa por el delito de negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos.

Por su parte, su abogado, Fernando Mateas, pedirá la libre absolución para su patrocinado al negar las acusaciones que recaen sobre Massot, tal y como señaló en declaraciones a Europa Press. En concreto, el ex alto cargo público es el único acusado en esta vista, derivada de la pieza número 62 del caso -dividido en más de setenta subcausas separadas- después de que fuesen archivados los cargos que se le imputaban al empresario catalán Mariano Vives.

Tal y como postulan tanto el Ministerio público como la acusación particular -a través de los abogados Josep de Luis e Isabel Fluxà-, la sociedad constituida por Massot, quien el pasado mes de noviembre salió de prisión tras abonar una fianza de 200.000 euros, nunca llegó a ser inscrita en el Registro Mercantil y su domicilio social era el mismo que el domicilio particular de su madre.

Asimismo, según el escrito de acusación, la administradora única era la esposa de Massot, Dominique Liard, y la mercantil contaba con colaboradores que firmaban los documentos emitidos, de modo que el acusado no figurara “en absoluto” en ninguno de ellos y poder así desarrollar “fraudulentamente” el asesoramiento en asuntos urbanísticos relacionados, en principio, con el Ayuntamiento de Andratx.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.