El Govern destinará 10 millones de euros a la realización de acciones formativas para desempleados

El Consell de Govern aprobó hoy destinar 10’3 millones de euros a la realización de acciones formativas para el periodo 2009-2010, dirigidas preferentemente a trabajadores en situación de desempleo, según explicó en rueda de prensa posterior la portavoz del Ejecutivo balear, Joana Barceló.

Tal y como resaltó, la próxima convocatoria, que dará comienzo en octubre ya que actualmente se encuentra en procedimiento de trámite, supondrá un cambio estructural “en profundidad” en la formación y estará abierta a administraciones, agentes socioeconómicos y centros colaboradores.

En concreto, la oferta formativa se dirige a sectores que han demostrado demanda de ocupación, por lo que después de un trabajo de identificación y análisis, se ha concretado un listado de especialidades formativas con capacidad de incidir positivamente a corto, a medio y a largo plazo en la ocupabilidad de los trabajadores parados.

Por otro lado, se ha incorporado a esta lista los referentes formativos de las ocupaciones reflejadas en el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura en las Islas Baleares que, aunque no cuentan con la certificación de especialidad formativa, se han incluido porque hay una fuerte demanda de ocupación. Así, se prioriza la programación de especialidades formativas relacionadas con los ámbitos del turismo y la hostelería, así como las actividades complementarias relacionadas con este sector.

También se incluyen las acciones relativas a tecnologías de la información y la comunicación, la náutica y aeronáutica, y el medio ambiente y medio rural.

En cuanto a la formación con certificación, en la convocatoria de cursos para preferiblemente desocupados de 2009-2010 se pretende garantizar que los contenidos de las materias impartidas serán útiles para la vida laboral de los trabajadores, de modo que los módulos formativos planteados cuentan con una titulación, una certificación profesional válida en todo el Estado y en proceso de convergencia en toda la Unión Europea.

La certificación permite que cada trabajador se cree un itinerario de formación personal, que le permitirá lograr un elevado grado de profesionalidad.

Por primera vez, esta convocatoria de cursos está abierta a todas las administraciones municipales y locales, a los agentes sociales y económicos y a los centros colaboradores. “En la actual coyuntura sociolaboral, la formación es el instrumento más adecuado para mejorar la calificación profesional, dar más oportunidades de inserción laboral y mejorar también el capital humano”, enfatizó la también consellera de Trabajo y Formación.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.