SFM denuncia que los trenes son una "ratonera" en caso de accidente

El delegado sindical de CSI-CSIF en el Comité de Empresa de SFM, Pelayo Carrasco, ha asegurado esta mañana que los vagones de los trenes de Mallorca son una “ratonera” en caso de accidente o incendio, ya que “no hay acceso a extintores, no se pueden abrir las puertas desde dentro, no existen martillos para romper los cristales, no hay escaleras ni lunas de socorro, ni hay luz alternativa en caso de apagón”.

La situación para Carrasco es insostenible, y por ello la segunda jornada de huelga de los trabajadores de SFM se celebrará el próximo 7 de julio de 10.00 a 12.00 horas, bajo el lema ‘Fuego y humo’, haciendo referencia a los conatos de incendio en los trenes de Manacor y Sa Pobla y al “humo que nos quiere vender la Conselleria de Movilidad, respecto a las inversiones económicas que ha realizado en esta infraestructura”.

Así, el delegado de CCOO en el Comité de Empresa del SFM, Ricardo Mas, manifestó que los trabajadores de esta empresa pública “no podemos garantizar la seguridad” en los trenes no sólo por la inexistencia de un plan de emergencia y evacuación en 101 kilómetros de tren, sino porque hay mecánicos subcontratados que “no saben ni lo que es un tornillo”, ya que, en ocasiones, se trata de trabajadores que proceden de otros sectores, como “de la recogida de maletas del aeropuerto”.

En esta línea, criticó que SFM está subcontratando a mecánicos “sin ningún tipo de formación” y prueba de ello, según dijo, es que tras esta denuncia de los sindicatos, el gerente de esta empresa pública, Jaume Jaume, “ha anunciado que va a revisar los currículums de todos los trabajadores de los talleres”, con el fin de detectar si alguno no cumple con los requisitos imprescindibles para llevar a cabo esta labor.

Ante esta situación, a la que hay que añadir que en los talleres “no hay piezas adecuadas de recambio”, Mas no descartó que el Comité de Empresa convoque una huelga indefinida, ya que, a su juicio, “desde altas instancias parece que se juega a desviar la atención, en lugar de explicarnos cómo van a solucionar el tema de la seguridad y de la plantilla”.

En esta línea, los sindicatos reivindican que en lugar de contratar a 10 altos cargos en SFM para unas obras puntuales de ampliación de las líneas, la Conselleria dirigida por Gabriel Vicens contrate a 15 mecánicos a través de una convocatoria pública de empleo para que entre gente con un sueldo digno y no a través de una subcontrata.

“Esperemos que no tenga que producirse un accidente para que la Conselleria dé respuesta a nuestras reivindicaciones”, subrayó Carrasco, quien esperó que los usuarios del tren “se den cuenta de que nuestras reivindicaciones son en beneficio de los viajeros”.

De momento, y a la espera de la reunión que mantendrán esta tarde a las 17.00 horas el Comité de Empresa y el gerente y el cogerente de SFM, Jaume Jaume, y Tomeu Gual, respectivamente, los sindicatos mantienen los paros del 7 de julio de 10.00 a 12.00 horas; del 14 de julio de 20.00 a 22.00 horas; el 20 durante las 24 horas y el 25 de 14.00 a 16.00 horas.

72.000 EUROS MENSUALES PARA LA SUBCONTRATA

Carrasco criticó que actualmente, la contrata que realiza las labores de mecánica para SFM factura mensualmente 72.000 euros, a pesar de que sólo paga 1.200 euros a los mecánicos, que lo que supone que obtiene unos beneficios mensuales de 6.500 euros por cada trabajador, a quien “no se exige que acredite una formación técnica”.

Además, añadió que SFM va a destinar un total de 46.522 euros para pagar a los diez nuevos altos cargos para las obras que están en marcha, que, según detalló, son dos ingenieros de caminos; dos abogados; un responsable de recursos humanos; un ingeniero superior de informática; un ingeniero técnico de informática; un ingeniero superior industrial; un ingeniero técnico industrial y un gestor de calidad. “Con este dinero se podría tener un taller con 33 mecánicos fijos”, zanjó.

Mas consideró que SFM subcontrata algunos servicios, como el de los talleres, ya que, a su juicio, tiene intención de privatizarlos a medio plazo, y, en este sentido, recordó que aquellos territorios que han adoptado una decisión de este tipo, como la Comunidad Valenciana, “son donde más accidentes ferroviarios se han producido”.

2 Comentarios

  1. ¿y el señor conseller y compañía qué dicen de esto? ¿Por qué no montan un safari fotográfico (al que nos tienen tan acostumbrados) para glosar las maravillas de trenes sucios, malolientes, sin aire acondicionado muchos veces, con asientos completamente destrozados ni las más mínimas condiciones de salubridad y seguridad? Además mientes a sabiendas, porque el año que viene sólo entrarán en servicio 11 trenes eléctricos (si llegan a electrificar algún día hasta Inca…), pero a Manacor y Sa Pobla seguirán llevando “ganado” en trenes absolutamente desfasados e insanos. Dejen ya de mentir y asuman sus responsabilidades, si no tienen material suficiente para prestar un servicio tan frecuentes, que reduzcan el número de trenes pero que sean seguros. Están jugando con personas, no con sacos de patatas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.