Los trabajadores de SFM vuelven a parar

Los trabajadores de los trenes de Mallorca y el Metro de Palma volverán a parar este martes de 10.00 a 12.00 horas, como ya lo hicieran el pasado 1 de julio, afectando a entre 1.000 y 1.500 personas, pero esta vez bajo el lema ‘Fuego y humo’ y con la intención de hacer un simulacro con los medios de comunicación para mostrar a los ciudadanos que los trenes son una “ratonera” en caso de accidente o incendio.

Así, el portavoz del Comité de Empresa de SFM, Pelayo Carrasco, advirtió de la peligrosidad de los trenes en caso de un siniestro, teniendo en cuenta que “no hay acceso a extintores, no se pueden abrir las puertas desde dentro, no existen martillos para romper los cristales, no hay escaleras ni lunas de socorro, ni hay luz alternativa en caso de apagón”.

De esta manera, explicó que el lema ‘Fuego y humo’ hace referencia a los conatos de incendio en los trenes de Manacor y Sa Pobla y al “humo que nos quiere vender la Conselleria de Movilidad, respecto a las inversiones económicas que ha realizado en esta infraestructura”.

Los trabajadores de SFM mantienen el paro, después de que en las últimas semanas hayan fracasado las reuniones mantenidas con el gerente y el cogerente de esta empresa pública, Jaume Jaume, y Tomeu Gual, la última celebrada durante este lunes, debido a las discrepancias existentes respecto a la seguridad y a la contratación de diez altos cargos.

De este modo, los sindicatos reconocen que los trabajadores de SFM “no pueden garantizar la seguridad” en los trenes no sólo por la inexistencia de un plan de emergencia y evacuación en 101 kilómetros de tren, sino porque hay mecánicos subcontratados que “no saben ni lo que es un tornillo”, ya que en ocasiones, se trata de trabajadores que no tienen ningún tipo de formación en mecánica y que proceden de otros sectores, como de la recogida de maletas del aeropuerto.

En esta línea, los sindicatos reivindican que en lugar de contratar a 10 altos cargos en SFM para unas obras puntuales de ampliación de las líneas, la Conselleria de Movilidad contrate a 15 mecánicos a través de una convocatoria pública de empleo para que entre gente con un sueldo digno y no a través de una subcontrata.

Asimismo, se oponen a que SFM destine 46.522 euros para pagar a los diez nuevos altos cargos para las obras que están en marcha y que son dos ingenieros de caminos; dos abogados; un responsable de recursos humanos; un ingeniero superior de informática; un ingeniero técnico de informática; un ingeniero superior industrial; un ingeniero técnico industrial y un gestor de calidad. Con este dinero, sostienen que se podría tener un taller con 33 mecánicos fijos.

En caso de que no se alcance un acuerdo con SFM, los trabajadores volverán a movilizarse el 14 de julio de 20.00 a 22.00 horas; el 20 durante las 24 horas y el 25 de 14.00 a 16.00 horas y, además, el Comité de Empresa no descarta convocar una huelga indefinida.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.