Ya no se necesita el volante de empadronamiento para las gestiones con el Govern

Los ciudadanos de Palma ya no necesitarán pedir en el Ayuntamiento el volante del empadronamiento para realizar diferentes gestiones administrativas ante el Ibavi, el Ib-Salut y las Consellerias de Vivienda, Asuntos Sociales, Deportes y Juventud, Educación y Cultura y Comercio, Industria y Energía, debido a que, a partir de ahora, se permitirá al Govern acceder a la base de datos informatizada del Padrón Municipal de Habitantes.

Así lo acordaron esta mañana el presidente del Govern, Francesc Antich, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, tras firmar un convenio, que, según remarcó, beneficiará a las más de 52.000 personas que anualmente solicitan un volante de empadronamiento en el Consistorio para realizar algún trámite administrativo en el Ejecutivo autonómico.

Antich destacó que este acuerdo posibilitará la “simplificación de los trámites administrativos”, ya que el Govern podrá incorporar la información del Padrón en los procedimientos que lleve a cabo, lo que “evitará muchas molestias a los ciudadanos y muchos viajes al Ayuntamiento para rellenar toda una serie de documentaciones”.

El presidente del Ejecutivo resaltó que el acceso a los datos patronales de Palma se efectuará con todas las garantías establecidas en la Ley Orgánica 18/1999 de Protección de Datos y detalló que sólo en el 2008, se tramitaron en Palma casi 22.000 peticiones del volante de empadronamiento para realizar trámites en materia de educación, relacionados con el proceso de inscripción, la admisión general, la petición de primera escolarización y las citas fuera de plazo.

Asimismo, desveló que la Conselleria de Asuntos Sociales tramitó más de 18.000 volantes de empadronamiento para las ayudas a la dependencia, pensiones de carácter no contributivo y los bonus de infancia, mientras que el Ibavi contabilizó 7.000 solicitudes de volantes para acceder a la Renta Básica de Emancipación, las ayudas de alquiler o las adjudicaciones de viviendas.

Por otro lado, apuntó que el Ib-Salut también generó más de 5.000 peticiones de volantes de empadronamiento, con el fin de tramitar la targeta sanitaria y para el servicio de asistencia para ‘sin recursos’.

Finalmente, el presidente del Govern avanzó que este mismo acuerdo con el Ayuntamiento de Palma será trasladado a la Federación de Municipios de Baleares, con el fin de ir incluyendo el citado sistema informático en los diferentes Ayuntamientos de Baleares para “simplificar los trámites administrativos y acercar las instituciones cada vez más a la gente”.

UN CONVENIO “SIN GASTO”

Por su parte, Calvo destacó que este convenio entre el Ayuntamiento de Palma y el Govern “no tiene gasto” y subrayó que “aplicando mucho sentido común, pemite hacer la vida más fácil a los ciudadanos desde la coordinación y la cooperación interinstitucional”.

“Este acuerdo supondrá que los padres, a la hora de tramitar la escolarización de sus hijos, ya se podrán dirigir directamente a la Conselleria de Salud sin necesidad de solicitar al Ayuntamiento un volante de empadronamiento y lo mismo sucederá a la hora de dirigirse a la Conselleria de Asuntos Sociales”, señaló.

Por ello, consideró que esta simplificación en los trámites supone una “pequeña gran conquista para los ciudadanos de Palma” y añadió que esta iniciativa se une al acuerdo de colaboración entre ambas instituciones, mediante el cual un ciudadano que deba presentar una solicitud al Govern a través de las Consellerias se puede dirigir al Ayuntamiento como “ventana única, de forma que esta administración se encarga de hacer llegar esta petición al Ejecutivo”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.