El Ayuntamiento ha retirado 636 vehículos de la calle en lo que va de año

El Ayuntamiento de Palma ha retirado entre los meses de enero a junio un total de 636 vehículos de la vía pública, de los que 63 fueron abandonados por sus propietarios, quienes se enfrentaron a pagos que oscilaron entre los 703 euros de las motocicletas y ciclomotores a los 1.352 de turismos y furgonetas y a los 2.438 euros de camiones y autocares.

Así, según recuerda la campaña de recogida voluntaria de vehículos que se impulsa desde el 2007 con el lema ‘No abandones tu coche’, aquellos conductores que deseen retirar su turismo tienen la posibilidad de entregarlo en los depósitos municipales de Son Sant Joan y de Son Toells (camino de s’Indioteria, 140) rellenando un impreso de renuncia, lo que significará que el Ayuntamiento se hará cargo de manera totalmente gratuita de la descontaminación y destrucción del coche y tramitará su baja definitiva ante la Prefectura Provincial de Tráfico.

Otra manera de deshacerse de un vehículo es presentar un impreso de renuncia ante el Ayuntamiento en el que se indique la dirección exacta de estacionamiento, adjuntando el permiso de circulación original y una fotocopia del DNI.

En este caso, el Consistorio se encargará de recoger el vehículo en el aparcamiento indicado y también se hará cargo de su descontaminación y destrucción, previo pago del 50 por ciento de la tasa de retirada de vehículos regulada en las ordenanzas fiscales, que se sitúa en 75 euros para camiones y autocares; 62,50 euros para turismos y furgonetas y 35 euros para motocicletas y ciclomotores.

No obstante, la renuncia al vehículo no supondrá la condonación de deudas, precintos y embargos que puedan pesar sobre el mismo, ya que estos quedarán vigentes y pendientes de resolución por parte del propietario del mismo.

LA ALTERNATIVA MÁS CARA

Finalmente, la tercera vía y la más costosa para un conductor es dejar abandonado el vehículo en la vía pública sin previo aviso al Ayuntamiento, de forma que si permanece en el mismo lugar durante 15 días, Emaya se encarga de retirarlo, como consecuencia de la tramitación de un expediente de abandono, de forma que el vehículo es considerado una chatarra, en cumplimiento del reglamento de recogida de residuos metálicos.

En este caso, el Consistorio aplica las tasas por retirada, depósito, declaración de abandono, descontaminación, desguace y gestión de baja administrativa, reguladas por las ordenanzas fiscales municipales y que pueden alcanzar los 703 euros para motocicletas y ciclomotores, 1.352 euros para turismos y furgonetas y 2.438 euros para camiones, autocares y otros vehículos pesados.

Por otro lado, el Consistorio recordó que durante el 2008, retiró de la vía pública más de 1.600 vehículos, mientras que explicó que la Junta de Gobierno ha aprobado autorizar a la empresa concesionaria del servicio de retirada de coches (Dornier) a renovar y reparar el cierre del depósito municipal de Son Toells.

Así, apuntó que la Policía Local considera que estas mejoras en el cierre del recinto son “necesarias para que el depósito gane en seguridad y para un correcto funcionamiento de la prestación del servicio”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.