Estalla un artefacto en la sede del PSE en Durango (Vizcaya)

El consejero del Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, confirmó que el artefacto que estalló anoche en la casa del pueblo de la localidad vizcaína de Durango contenía tres kilos de explosivos. Además, afirmó que este atentado demuestra que los socialistas siguen siendo “objetivo prioritario de ETA”.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Ares advirtió de que, pese a conocer que los miembros del PSE-EE están en el punto de mira de la banda, ETA no conseguirá que los socialistas desistan, “sino todo lo contrario”.

“Esto lleva a reafirmar todavía mucho más la convicción, no sólo de defender el proyecto socialista, sino, incluso por encima de la defensa de las ideas socialistas, defender la democracia, la libertad, y luchar contra el terrorismo para acabar definitivamente con él”, apuntó.

Además, reconoció la colaboración de un vecino del lugar, que avisó a la Ertzaintza cuando vio que un encapuchado colocaba el artefacto en la sede social del PSE-EE de Durango.

El potente artefacto que hizo explosión anoche en la sede del PSE-EE de Durango, en Vizcaya, estaba colocado en el interior de una bolsa de plástico colocada en la puerta principal de la casa del pueblo por un encapuchado que se dio a la fuga. Los primeros indicios apuntan a ETA como responsable de esta acción.

La explosión, que se registró minutos antes de las doce de la noche, causó cuantiosos daños materiales en la sede socialista, principalmente en la fachada y una persiana de la puerta principal, aunque no hay que lamentar daños personales, según informó a Europa Press un portavoz del Departamento vasco de Interior.

El potente artefacto fue colocado en una caja que estaba dentro de una bolsa de plástico en la entrada del inmueble, ubicada en la calle Astxiki. Un vecino alertó sobre las once de la noche de que había visto a un encapuchado dejando un paquete sospechoso cerca de la sede del PSE y que inmediatamente se daba a la fuga.

Tras recibir este aviso de alerta, se activó un dispositivo preventivo para acordonar la zona y desalojar el inmueble y los edificios cercanos.

Efectivos de la policía autonómica vasca se trasladaron al lugar para inspeccionar la zona y localizar mediante un robot el artefacto, que explotó antes de que pudiera ser neutralizado.

Pasada la una de la madrugada, los bomberos y técnicos de Natur Gas permanecían en el lugar debido a un posible escape de gas en la zona como consecuencia de la deflagración. Asimismo, la zona permanecía acordonada a esa hora.

Los daños materiales, según una primera valoración, fueron cuantiosos, aunque no será hasta esta mañana cuando se haga una valoración más exhaustiva de los mismos. No obstante, el desalojo se pudo llevar a cabo antes de la explosión y no hubo que lamentar daños personales.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.