Alonso remonta para finalizar séptimo en Alemania

El piloto Mark Webber (Red Bull) se alzó con su primera victoria como profesional en el Gran Premio de Alemania, novena prueba del Mundial, al quedar por delante de su compañero de equipo Sebastian Vettel, completando el podio el brasileño Felipe Massa (Ferrari), mientras por su parte Fernando Alonso (Renault) recuperó posiciones y concluyó séptimo en el circuito de Nurburgring.

El australiano de la bebida energética estrenó su casillero de triunfos desde que llegara al ‘Gran Circo’ en el 2002 de la mano de Minardi -escuela de nuevos talentos-, y sucedió en este apartado a su compatriota Alan Jones, que firmó el último entorchado de un oceánico en esta competición en 1981, a los mandos de un Williams-Ford.

Además, Webber sumó diez puntos de golpe, lo que le garantiza luchar por el título en la clasificación de pilotos al líder del mundial, Jenson Button (Brawn GP), que sólo pudo ser quinto, y a su socio en el bloque británico, Rubens Barrichello, finalmente sexto, y tercero en la general tras verse rebasado por Vettel.

Con este nuevo éxito, -segundo doblete del año-, la escudería dirigida por Chris Horner alcanza su tercer galardón de la temporada, su segunda consecutivo tras el pasado Gran Premio de Silverstone (Inglaterra), lo que alterna el dominio de la Fórmula 1, hasta ahora concretado en los monoplazas de Brawn GP, que este domingo han presentado su peor versión de la temporada al no estar ninguno de ellos en el cajón teutón.

Por su parte, Fernando Alonso (Renault), que el sábado se vio afectado por la lluvia, protagonizó una gran remontada en las vueltas finales de la carrera, entre las que realizó la vuelta rápida de la prueba, y pudo alcanzar la séptima plaza, con lo que vuelve a la zona de puntos tras dos carreras siendo décimo y decimocuarto, respectivamente.

El asturiano sorprendió en el tramo final al acercarse a los pilotos de Ross Brawn, quinto y sexto en la meta tras sufrir problemas de ‘graining’, pero no pudo darles caza, aunque sí confirmó las buenas sensaciones del R29 en condiciones normales de carrera.

EL ‘KERS’ MARCÓ LA SALIDA

Desde el apagón de los semáforos rojos, los dos conjuntos que aún incorporan el sistema de recuperación de energía cinética (‘Kers’), McLaren Mercedes y Ferrari, realizaron una gran salida gracias a sus más de 15 kilómetros de punta que el resto, permitiéndoles rebasar a Sebastian Vettel y a Jenson Button, más centrados en su particular marcaje individual.

En particular destacó el desborde de Lewis Hamilton, que de la quinta posición llegó a ponerse líder en la recta antes de afrontar el giro a derechas en la curva Castrol, en la que frenó tarde y llegó a la grava, lo que le provocó un pinchazo en una rueda trasera, y el fin a sus esperanzas en un Gran Premio ilusionante para las ‘flechas de plata’.

Por delante, inalcanzables, Barrichello y Webber se colocaron parejos, siendo el carioca el que se llevó la partida al aprovechar su menor peso y su marcha por la zona limpia del trazado, y provocando que el ‘asussie’, en su intento por aferrar la primera plaza, desplazara su monoplaza intencionalmente, lo que le costó un discutible ‘drive-through’.

CARRERA PLÁCIDA PARA LOS RED BULL

Pese a esta sanción, el ex piloto de Jaguar y BMW rodó con mejores tiempos que ‘Rubinho’, que padeció deterioro en sus neumáticos, rodó en cabeza con calma y pudo certificar su primera victoria, secundado por Vettel, que pese a una discreta carrera, en la que se vio afectado por su mala salida, pudo acabar segundo, firmando el segundo doblete de la escudería austríaca en los que va de año, tras la tercera prueba en Shanghai.

Por otro lado, la cara amarga del día se la llevaron de lleno los fineses Kimi Raikkonen y Heikki Kovalainen; el primero, al verse afectado por la salida de ‘boxes’ de un inspirado Adrian Sutil (Force India), lo que le rompió su alerón delantero y su posterior abandono, y el segundo, que no supo aprovechar su buena salida y finalizó definitivamente en octavo lugar.

Mientras, dos de los pilotos que no tienen asegurada su presencia para la próxima cita en Hungría, Nelson Piquet (Renault) y Sebastian Bourdais (Toro Rosso), protagonizaron malas actuaciones al concluir decimotercero, y último y retirado, respectivamente.

En concreto la carrera del francés, que se podría despedir de la máxima competición del motor tras una fin de semana para olvidar, deja la puerta abierta para un nuevo español en la Fórmula 1, el joven catalán Jaime Alguersuari.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.