El PP defenderá mociones para “controlar el gasto” en el Consell

El PP defenderá mañana en la sesión plenaria del Consell de Mallorca tres mociones para “controlar el gasto” de la institución insular, una de las cuales tiene como objetivo devolver al pleno una serie de competencias que fueron delegadas a Presidencia en julio de 2007.

En concreto, se trata de las operaciones de crédito cuya cuantía exceda el 10% de los recursos ordinarios del presupuesto, las de tesorería cuando el importe acumulado supere el 15 por ciento de los ingresos corrientes liquidados en el ejercicio anterior, las adquisiciones de bienes y derechos -a través de expropiación forzosa- por valor superior al 10% del presupuesto o de 3 millones, o la aprobación del inventario de bienes de la institución.

Según explicó el portavoz del grupo en el Consell, Jaume Font, la presidenta Francina Armengol se delegó a ella estas competencias el pasado 23 de julio de 2007, algo que es “legal” pero que, como ya no gobierna en mayoría, entendió preferible que “vuelvan al pleno todas las operaciones que representen el 10% de los recursos ordinarios o superen los tres millones de euros”.

Al respecto, Armengol consideró que sería “preferible” que las propuestas ‘populares’ fuesen encaminadas a la “problemática” de los mallorquines -en referencia a la crisis económica- que a “competencias, es un tema poco interesante”. No obstante, señaló que ya han hablado en diferentes ocasiones con la oposición tanto sobre las propuestas que presentará mañana en el pleno el equipo de gobierno como las suyas propias “y esperamos acercar posturas para no paralizar la institución”.

Asimismo, el PP defenderá mañana otras dos mociones, una de ellas para que la oposición disponga de los medios adecuados para la consulta de la ejecución del presupuesto en tiempo real en un plazo de 15 días y la otra para que se modifiquen las bases de la ejecución del presupuesto de 2010 de manera que, antes de que proceder a los gastos superiores a 3.000 euros, se pase una relación de éstos a la Comisión Informativa General y de Cuentas.

UN “CAMBIO RADICAL EN LA ACCIÓN ECONÓMICA”

Font remarcó que es el “momento de un cambio radical en la acción económica” del Consell y, por ello, mientras en la sesión de mañana presentarán propuestas para comprobar cómo se hace el gasto, en las siguientes estarán encaminadas a su priorización.

En este sentido, destacó que el PP está trabajando para ver “de dónde retirar el gasto” y adelantó que ha previsto una reducción de más de 13 millones de euros “y el Consell seguiría funcionando”.

Así, destacó que la propuesta de su grupo tiene como objetivo priorizar las inversiones municipales en las obras en las que se dé empleo a todos los oficios, conceder más ayudas a la Renta Mínima de Inserción y a los comedores sociales, y pagar en un máximo de 120 días todas las operaciones de tesorería.

ELIMINACIÓN DEL GASTO EN ESTUDIOS

Font remarcó que el dinero que se dedica actualmente a estudios, protocolos o fiestas se tendría que destinar a los pagos que todavía están pendientes. “Se puede salir de la crisis, sólo es voluntad de querer gastar de otra manera”, indicó.

Preguntado sobre si conoce qué votarán mañana los consellers ‘uemitas’, Font destacó la “libertad” que tiene este grupo para apoyar o no sus propuestas y señaló que no ha “hablado con nadie”. Además, remarcó que la presidenta no debe “perder el tiempo” estudiando con cómo no cumplir lo aprobado por el pleno ya que éste es “soberano” y se debe respetar su voluntad.

“En más de dos años no he visto que nunca nadie haya criticado nuestras propuestas”. No obstante, admitió que “estamos dispuestos a ponderarlas y acordarlas para que haya un consenso y tiren adelante”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.