Porsell lo hizo todo para vender la imagen de Andratx

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Andratx y ex alcalde de este municipio, Jaume Porsell, justificó hoy ante el juez que no encargó ningún informe previo para renovar, el 2 de abril de 2007, el convenio rubricado en 2006 con la Fundació Illes Balears que está siendo investigado por un presunto desvío de fondos públicos, ya que existía una “presión muy grande” en el Consistorio “por los problemas que habían ocurrido”, en relación a la operación abierta meses antes en el municipio contra la corrupción urbanística.

Así lo puso de manifiesto ante el titular del Juzgado de Instrucción número 7, Antonio Garcías, durante su comparecencia en calidad de imputado dentro del caso que investiga las presuntas irregularidades cometidas en torno a la gestión y el mantenimiento de la Torre de Sant Elm, a raíz de la firma de este convenio, por el que se acordó la cesión de la edificación al Consistorio y que éste aportase 45.000 euros semestrales a la entidad privada, cuyo destino se desconoce.

Durante su declaración, solicitada por la acusación particular, ejercida por el Ayuntamiento de Andratx a través del letrado Pablo Alonso de Caso, el encausado aseguró asimismo que se mostró “muy interesado” en la firma de la renovación ya que el acuerdo permitía promocionar y vender la imagen de la localidad mallorquina. En este sentido, señaló que antes de la rúbrica “no se realizaba ninguna actividad” en el municipio “a excepción del programa Caritat”, por lo que fue él mismo quien se interesó en la prórroga, según incidió.

En referencia a la primera firma del documento, llevada a cabo en mayo de 2006 entre Porsell como alcalde accidental -ya que el entonces primer edil, Eugenio Hidalgo, “se encontraba de vacaciones”- y el presidente de la Fundació y ex jefe del Ejecutivo balear, Gabriel Cañellas, manifestó además “tener entendido” que fue el Consistorio el que inició los contactos para el impulso del convenio. Unas palabras que contrastan con las del propio Hidalgo, quien el pasado 10 de febrero manifestó ante el juez que fue Cañellas quien se dirigió a él para proponerle el acuerdo.

El encausado, asistido por el abogado Rafael Palmer, recordó que firmó el convenio y participó en la junta de gobierno en la que se aprobó, aunque en aquel momento “no sabía que se trataba de un bien de interés cultural”. También desconoce, según dijo, si se pidió algún informe a Patrimonio ya que no se encargó del trámite del expediente y se limitó a estampar su firma ante la ausencia de Hidalgo, mientras que en el caso del segundo acuerdo lo leyó aunque no encargó ningún informe previo que respaldase la prórroga.

En este sentido, la acusación particular basó su solicitud para pedir la citación de Porsell, entre otros aspectos, en que la prórroga se produjese sin mediar el informe preceptivo de intervención y sin el respaldo de informe jurídico alguno de los funcionarios del Ayuntamiento.

Al término del interrogatorio, Porsell manifestó que tras la cesión del uso de la torre al Consistorio, se realizaron actos culturales, encuentros de bailes típicos regionales y folklóricos y dos presentaciones de libros, entre otros actos. “No se discutía su finalidad sino que lo lógido, ya que el castillo pertenecía al municipio, era que el patrimonio perteneciera a él”, aseveró.

PREVARICACIÓN, MALVERSACIÓN, FALSEDAD Y DEFRAUDACIÓN

Cabe recordar que la Fiscalía interpuso una denuncia penal contra Hidalgo y Cañellas a raíz de las irregularidades detectadas por el Ayuntamiento ‘andritxol’ tras las elecciones municipales de 2007, en la que les atribuye los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad en documento y defraudación a la administración. Infracciones penales en las que la acusación particular considera que también incurrió Porsell.

Se da la circunstancia de que fue Porsell quien sustituyó a Hidalgo al frente de la alcaldía de Andratx y fue nombrado el 14 de diciembre de 2006 primer edil con el apoyo de siete de los trece regidores del Consistorio. Ello después de que su antecesor fuese arrestado el 27 de noviembre de ese año por su implicación en la presunta trama de corrupción urbanística en el municipio mallorquín, y que en la actualidad está siendo investigada en el marco de una compleja causa dividida en 74 piezas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.