Google pone ‘fecha de caducidad’ a los ordenadores de sobremesa

Google se ha convertido en la referencia del campo de las búsquedas y otros servicios online gracias al PC. Sin embargo, la compañía considera que la actividad de la Red está migrando a marchas forzadas hacia la conexión móvil de tal forma que dentro de tres años, los ordenadores de sobremesa serán “irrelevantes”.

En los últimos años, Google ha redirigido gran parte de sus esfuerzos a los dispositivos de movilidad. El primer paso fue el desarrollo de Android, un sistema operativo de código libre pensado para teléfonos móviles pero que también ha visto la luz en algún ‘netbook’ como el nuevo Aspire Acer One.

Después, la compañía del buscador anunció un segundo sistema operativo, Chrome OS, esta vez enfocado específicamente a los ordenadores portátiles y al uso de servicios alojados en la nube. Además, Google ha lanzado su propio móvil -fabricado por HTC-: Nexus One.

Google cree en la Internet móvil con datos como los que defendió recientemente Eric Schmidt en el Mobile World Congress de Barcelona: la conexión móvil crece ocho veces más rápido que hace 10 años en ordenadores de sobremesa y que la mitad de las conexiones se hacen ya desde dispositivos portátiles.

No resulta extraño que el vicepresidente para operaciones globales de marketing de Google, John Herlihy, haya pronosticado en declaraciones recogidas por Portaltic.es de PC World la muerte de los PC de escritorio en tres años. Transcurrido este tipo “serán irrelevantes” desde el punto de vista de las búsquedas. “En Japón, la mayor parte de la investigación se hace en smartphones, no PC”, indicó Herlihy.

Actualmente, los proveedores de tecnología para la conexión móvil, como Qualcomm, trabajan en conexiones que permitirán que navegar a 42 mbps en un ‘smartphone’ sea habitual en 2012. Por su parte, los fabricantes de dispositivos centran sus esfuerzos en ‘smartphones’ enfocados al online y nuevos ‘tablets’ y ‘netbooks’ que hagan la navegación móvil más cómoda.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.