Un 60% de la población balear declara leer habitualmente

 Un 59,7 por ciento de la población balear se declara lectora, lo que supone un 3 por ciento más que la cifra registrada el año pasado, tal y como dio a conocer  el director general de Cultura del Govern, Pere Joan Martorell, en base a un estudio impulsado por la Conselleria de Educación.

   En rueda de prensa, Martorell, acompañado por el presidente de la Fundació Gadeso, indicó que, por el contrario, cuatro de cada diez entrevistados afirma que no lee nunca o casi nunca, principalmente debido a la falta de tiempo (58,6 por ciento) y al elevado precio de los libros.

   Según el estudio, realizado en base a 1.200 entrevistas, por islas Menorca es la que concentra el porcentaje más alto de lectores (el 62,3 por ciento se declara lector), seguida de Mallorca (58,6 por ciento) y las Pitiusas (58 por ciento). Por otro lado, los ciudadanos de Palma tienen un índice de lectura más elevado (59 por ciento) que los de la Part Forana (58,2 por ciento).

   Tal y como explicó el director general, también la edad influye en los hábitos de lectura, ya que los más jóvenes (de 14 a 34 años) son los que más leen, mientras que en la franja de edad de 55 a 65 años es donde se concentra un mayor porcentaje de no lectores (47,2 por ciento). Asimismo, hay más lectores entre las mujeres (61,1 por ciento) que entre los hombres (58,3 por ciento).

   En cuanto al idioma de lectura, la tendencia no cambia y es que el hábito mayoritario sigue siendo la lectura en castellano. Así, la práctica totalidad de la población lectora (el 93,1 por ciento) afirma que lee en castellano, mientras que un 25,3 por ciento dice que lo hace en catalán (datos resultado de una respuesta múltiple).

   Mientras tanto, la media de libros leídos al año es de 9,2, lo que supone un ligero descenso en relación con 2008 (9,5), al tiempo que el papel continúa siendo el formato de lectura preferido para los ciudadanos, pese a que un 20,5 por ciento afirma que emplea el ordenador para leer. Este último dato va muy atada a la lectura de prensa y revistas por internet. El libro electrónico tiene todavía escasa incidencia entre los lectores. Únicamente un 0,8% dice que l’emplea.

   Finalmente, una mayoría de la población se encuentra a favor de las iniciativas del Plan de Lectura (sólo un 9,6 por ciento se posiciona claramente en contra). Aun así, un tercio de la población las ve positivas pero no confía en sus resultados y un 29,8 por ciento, sin estar en desacuerdo, afirma que, en tiempo de crisis, hay actuaciones más importantes.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.