Consell de la Joventut denuncia la discriminación salarial de las mujeres

Los hombres jóvenes ganan de media en Baleares unos 2.500 euros más al año que sus compañeras mujeres, según los datos facilitados por el Observatorio Joven de Vivienda, que arrojan que en 2008 esta diferencia era de 2.000 euros (12.708 euros anuales frente a 14.606) pero la brecha salarial se incrementó el pasado año, cuando ellos cobraron de media unos 15.531 euros frente a los 13.006 euros que percibieron ellas, lo que representa un 16 por ciento menos de sueldo.

Estos datos fueron presentados por el presidente del Consell de Joventut de les Illes Balears, Rafel Sedano, y por una de los miembros del área de Igualdad del mismo organismo Beatriz Gamundí que, con motivo del Día Internacional de la Mujer, han querido evidenciar y denunciar que “detrás de una sociedad legalmente igualitaria, existe un techo de vidrio que mantiene las desigualdades entre hombres y mujeres”.

Para demostrar esta afirmación, Gamundí indicó que, en general, las tasas de emancipación de los jóvenes son “intolerables” en Baleares, pero “mucho más para las mujeres”, que en algunos casos tienen que destinar hasta más del cien por cien de su sueldo para poder acceder a una vivienda digna.

En este sentido, señaló que en 2009 el porcentaje medio del sueldo que una mujer tenía que destinar para emanciparse en las islas era del 64 por ciento, frente al 53 por ciento de los hombres. Esta diferencia se debe, en parte, a que los varones ganan más y, por tanto, pueden invertir un menor porcentaje de su salario al acceso a la vivienda.

A pesar de la diferencia de sueldos y del porcentaje que destina cada sector al coste de la vivienda, llama la atención que las mujeres baleares se emancipan más que los hombres, concretamente un 10 por ciento más. Así, la tasa de emancipación femenina es del 64 por ciento, frente al 53 por ciento de la masculina.

Además, Gamundí apuntó que el porcentaje destinado a cubrir el coste de la vivienda se ha incrementado en los últimos años, a excepción de 2009, cuando la crisis económica derivó en que bajaran los tipos de interés de las hipotecas y los precios del alquiler.

Por lo que respecta a la tasa de paro, hasta el año 2007 las mujeres sin empleo representaban un sector más amplio que el de los hombres, aunque esta tendencia se ha revertido en los últimos años y se disparó en 2009, con una tasa de desocupación femenina del 18 por ciento frente al 25 por ciento de la masculina. Sedano atribuye este cambio a que, a pesar de que las mujeres están más preparadas, cobran menos.

Sedano aseveró que es “una vergüenza” que en pleno siglo XXI siga habiendo estas desigualdades salariales y de acceso a la vivienda, a pesar de que las mujeres están mejor formadas en la actualidad.

VIOLENCIA DE GÉNERO

La técnica del Consell comentó, por otra parte, que las progresión de denuncias por maltrato de género va en aumento a lo largo de los años, posiblemente debido a una disminución del miedo y a la eliminación del estigma social que recae sobre las víctimas. A pesar de este dato positivo, Gamundí matizó que las tasas de maltrato no se reducen.

Gamundí recordó que el pasado año una mujer fue asesinada en Baleares a manos de su pareja sentimental y apuntó que actualmente la sociedad todavía está inmersa en el proceso de “desenmascarar esta lacra social”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.