El comercio minorista de Mallorca facturó 500 millones menos en 2009 que antes de la crisis

El comercio minorista de Mallorca tuvo en 2009 un volumen de negocio de 3.212 millones de euros, 488 millones de euros menos que antes de la crisis, ya que, en 2007, la facturación conjunta de estas pymes –sin estaciones de servicio– ascendió a 3.700 millones de euros y, durante el ejercicio siguiente se redujo en 100 millones, por lo que la caída más acusada se produjo el año pasado.

   Así lo apuntó la Patronal del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) en un comunicado difundido hoy, en el que estableció una comparativa interanual de su volumen de negocio entre el último año de bonanza económica y la actualidad. Y, según los datos del pasado mes de enero –el primero disponible de este año–, la tendencia se mantiene, al descender la facturación en un -13% respecto al mismo periodo de 2009.

   Aún así, la caída de enero del año pasado frente a ese mismo periodo de 2008 fue del -24%, con lo cual, se mantiene el descenso, pero aproximadamente a la mitad de velocidad. En términos absolutos, enero dejó una facturación global de 225 millones de euros, lo que supone 13 millones de euros menos, y un retroceso del -5,5% en la actividad comercial y en las ventas que se registran en la isla.

   Según Pimeco, en el comportamiento comercial de 2009 “se aprecia claramente el gap –hueco– diferencial negativo” en el volumen de negocio intermensual respecto a los años anteriores, en una dinámica que se “reproduce” en enero de este año, un mes en el que las ventas cayeron en 37 millones respecto a hace dos años, por lo que Baleares se sitúa entre las Comunidades Autónomas con “peores resultados de ventas” en enero, tan sólo superada por Ceuta y Melilla, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

7.000 EMPLEOS EN CINCO AÑOS

   Y, en función de los estudios del INE, la patronal advierte de que el descenso de actividad conlleva una disminución de la población ocupada por encima de la media española, al descender ese índice en enero 4,8 puntos porcentuales, mientras que en todo el Estado la caída fue de 2,7 puntos porcentuales, y de otros 2,3 puntos respecto al mes de diciembre, de nuevo, 1,3 puntos porcentuales por encima de la media (-1%), con los peores resultados entre todas las Comunidades Autónomas.

   De esa forma, las pymes comerciales de Mallorca habrían perdido unos 7.000 puestos de trabajo en los últimos cinco años, al pasar de los 32.000 empleos con que contaban en 2005 a los 25.000 con que comienzan 2010. Todo ello, sin que la patronal aprecie signos de recuperación del consumo, sino más bien, comprueba mensualmente que se mantiene la atonía en las ventas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.