Úrsula Pueyo sufre una caída en la primera manga del eslalon

La esquiadora mallorquina Úrsula Pueyo no finalizó la prueba de eslalon de los Juegos Paralímpicos de Vancouver 2010, tras caerse en la primera manga. Pueyo fue la única española que compitió a lo largo de la segunda jornada en las pistas de Whistler Creeekside, donde participaron las categorías masculina y femenina de discapacitados físicos que esquían de pie.

Tras la carrera, la esquiadora reconoció que la caída no fue culpa de su lesión de hombro ni de los nervios de su debut: “No me he puesto nerviosa ni nada. Simplemente he fallado y ya está, he esquiado mal. No hay más”. “Ha sido en el muro”, explicó. “Había mucha distancia entre puertas y cerraban poco, pero tenías que dejar correr el esquí. Igual me he cruzado un poco y me he caído. Y ya cuando me he levantado, porque enseguida me he levantado, el esquí ya me ha empotrado contra la otra puerta y ya he decidido no seguir, para no hacer cuatro minutos”, declaró.

Sobre el trazado de la carrera, la deportista manifestó que “estaba muy bonito, estaba para disfrutarlo”. “Hay niebla”, indicó, “pero si llevas las gafas adecuadas se ve perfectamente, sin problemas”.

La victoria en la primera manga la consiguió la canadiense Lauren Woolstencroft, que aventajó en cerca de tres segundos a la segunda clasificada, la eslovaca Petra Smarzova.

La próxima carrera en la que participará Úrsula Pueyo será el eslalon gigante para discapacitados físicos que compiten de pie, que se celebrará el próximo miércoles. “Para el gigante yo creo que estoy bien, con las mismas ganas de hacerlo bien. Si lo hago mal no habrá sido porque me he desanimado aquí”, anunció.

Durante la próxima jornada se celebrará la prueba de eslalon gigante para ciegos y deficientes visuales, en la que participarán cuatro esquiadores españoles: el guipuzcoano Jon Santacana y su guía, Miguel Galindo, que lograron en eslalon la medalla de plata, más los catalanes Anna Cohí, Andrés Boira y Gabriel Gorce, cuyos guías son Raquel García, Aleix Suñé y Félix Aznar.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.