Reus afirma que el piso de Madrid es suyo y niega ser el testaferro de Matas

El ex conseller de Obras Públicas en el primer Govern de Jaume Matas, Bartomeu Reus, incidió hoy ante el juez que instruye el caso Palma Arena, José Castro, que el ex presidente le traspasó la titularidad del piso de Madrid en 2003 ya que “no le interesaba” tener la propiedad de la vivienda después de que Matas obtuviese en Baleares mayoría absoluta en las elecciones autonómicas de ese año, según señalaron fuentes jurídicas a Europa Press.

De este modo, relató ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3, los fiscales anticorrupción Juan Carrau y Pedro Horrach, y los numerosos letrados personados en la causa que en un principio, el cuñado de Matas, Fernando Areal, quien gestionaba las rentas inmobiliarias del ex presidente, pagó 100.000 euros en arras por la adquisición del inmueble, aunque como el ex dirigente ‘popular’ se hizo por segunda vez con la presidencia del Govern balear, pasó el contrato a Reus. Así es como el también ex presidente del consejo asesor de Endesa pasó a figurar en las escrituras de esta vivienda.

Durante su comparecencia, que se prolongó por espacio de más de dos horas y en la que se negó a responder a las preguntas de la letrada de la Comunidad Autónoma, el imputado negó así haber sido testaferro del ex presidente y aseguró que el piso de Madrid, ubicado en el lujoso barrio de Salamanca, es de su propiedad y no de Matas, aunque lo tiene alquilado a la familia del ex jefe del Ejecutivo.

En el marco de estas pesquisas la Guardia Civil emitió hace meses un informe relacionado con este piso, que formalmente figura a nombre de Reus y quien según el Instituto Armado sería testaferro de Matas. Pese a que según el documento la familia Matas paga oficialmente al mes 2.500 euros por el alquiler del inmueble, el ex presidente del Govern y su esposa serían los propietarios reales de la vivienda.

Precisamente, sobre este aspecto el cuñado de Matas y ex tesorero del PP balear, Fernando Areal, afirmó ayer ante el magistrado que en 2003 pagó 100.000 euros que le había dado su hermana y esposa de Matas, Maite Areal, en concepto de fianza para adquirir el piso aunque posteriormente, al formalizarse la compra, entregó el contrato a Reus para que fuera éste quien figurase en las escrituras.

Sin embargo, durante la comparecencia de Areal, el juez exhibió unas grabaciones telefónicas en una de las cuales se escuchaba al cuñado de Matas decir, en referencia a Reus y presumiblemente en una conversación con el ex jefe del Ejecutivo, “que no nos deje con el culo al aire”, en relación a la adquisición del piso del barrio de Salamanca.

Tras ello, las comparecencias fueron aplazadas a hoy a petición de la defensa, por considerar estas grabaciones una nueva prueba dentro del proceso y constituir así un motivo de indefensión.

DOCUMENTOS PARA ACREDITAR LA PROPIEDAD DEL PISO

Al término de la declaración, su abogado, Antonio Albertí, puso de manifiesto ante los numerosos medios de comunicación congregados que su patrocinado ha exhibido ante el magistrado documentos para acreditar que el piso de Madrid es suyo y que está al corriente de los pagos de la hipoteca. “Ha sido una declaración sensata y seria”, recalcó el letrado, quien hizo hincapié en

que la Fiscalía no ha solicitado medidas cautelares contra el encausado.

En estos momentos está previsto que arranque la comparecencia de Maite Areal, aunque fuentes jurídicas señalaron que todo apunta a que se acogerá a su derecho constitucional de no declarar. Tras ella continuará la deposición de Matas.

COMPARTIR

2 Comentarios

  1. Que nos importa que lo amenacen con la cárcel, todo será un circo
    él y los abogados terminarán festejando.- Lo serio es que devuelvan todo lo que nos han llevado (robado).-

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.