El IPC armonizado se coloca en el 1,4%, el más alto desde 2008

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España situó en marzo su tasa anual en el 1,4%, cinco décimas más que en el mes anterior, según los datos adelantados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que atribuyó este repunte al encarecimiento de los carburantes y al mantenimiento de los precios de los alimentos, frente al descenso que experimentaron ambos grupos en marzo del año pasado.

   Esta tasa del 1,4% es la más alta desde diciembre de 2008, cuando el IPCA se situó en el 1,5%. Con la subida de marzo, el IPC armonizado vuelve a anotarse un aumento tras haber registrado en febrero una caída de dos décimas en su tasa anual.

   Con marzo, ya son cinco los meses consecutivos en los que este indicador se encuentra en tasas positivas después de una racha de ocho meses en negativo.

   En concreto, el IPCA entró por primera vez en negativo el pasado mes de marzo y alcanzó su mínimo histórico en julio, con una tasa del -1,4%. Desde el mes de agosto, el indicador moderó su caída por debajo del 1% y en octubre registró su última tasa negativa hasta el momento (-0,6%).

   De coincidir el dato de marzo del IPC armonizado con la tasa de inflación general -algo que suele ocurrir décima arriba o abajo-, la inflación registraría también su tasa más elevada desde diciembre de 2008 (1,4%).

   Uno de los factores que están impulsando los precios al alza son los carburantes. El barril de petróleo Brent, crudo de referencia en Europa, se encuentra ya por encima de los 80 dólares y en los tres primeros meses de este año acumula una subida cercana al 4%.

   El Gobierno considera que la inflación se ha “normalizado” en tasas “moderadamente” positivas, situación que prevé que se mantenga en los próximos meses como consecuencia de la situación económica.

   El Ejecutivo cree que el comportamiento que está registrando la inflación subyacente, que excluye los elementos “más volátiles” como la energía y los alimentos no elaborados, permite descartar por completo una situación de deflación y augura un crecimiento de los precios en una tasa de “estabilidad moderada”.

   Por su parte, organismos como Funcas estiman que el IPC cerrará este año con una tasa interanual del 1,6%, mientras que la media del conjunto del ejercicio será del 1,2%.

   El BBVA, por su parte, prevé que la inflación se mantenga en el entorno del 1% en los próximos meses, aunque se incrementará “ligeramente” a partir del mes de julio por la subida del IVA, según su último ‘Observatorio de Inflación’.

   Las Cámaras de Comercio, por su lado, auguran un “paulatino, pero moderado” aumento de los precios en los próximos meses gracias al efecto base de los precios de la energía y a una “cierta mejoría” de la demanda interna.  

EL DATO DEFINITIVO SE CONOCERÁ EL DÍA 15.

   El IPC armonizado, que sirve después a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de marzo.

   Su publicación responde a la política de Eurostat y del Banco Central Europeo (BCE) de ofrecer datos equiparables en tiempo y calidad a los producidos en Estados Unidos.

   El indicador adelantado se calcula utilizando el mismo procedimiento que el empleado para el Índice de Precios de Consumo Armonizado, pero utilizando diversos métodos de modelización estadística para estimar la información de la que aún no se dispone en el momento de su publicación.

   El INE recordó que la información que proporciona el indicador adelantado es únicamente orientativa, por lo que no tiene que coincidir necesariamente con el dato definitivo, que se dará a conocer el próximo 15 de abril.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.