La trama ‘Gürtel’ se extendía al Reino Unido, EE.UU, Suiza y Colombia

La investigación judicial realizada a la trama “Gürtel” revela ramificaciones de esta organización presuntamente corrupta en Reino Unido, Suiza, EE.UU, Colombia, Holanda y Panamá, según revela un organigrama obrante en la causa, cuyo secreto se levantó este martes, y que detalla el mapa de toda la red de empresas destinadas a mover el dinero captado por Francisco Correa de adjudicaciones de contratos públicos en territorios gobernados por el PP.

   El documento cita hasta 11 sociedades ubicadas en el exterior, algunas de ellas inactivas: Willow Investiments SA, Grosvenor Administration LTD, Grosvenor Secretaries LTD, Windrate LTD, Bladex Finance, Olinda Investment, Bellavita Holding BV (todas ellas ubicadas en Londres), Rustfield Trading Limited (Isla de Man), Pacsa Limited (Isla Nevis), Clandon BV y Lubag NV (ubicadas en Holanda).

   El hombre de Francisco Correa en Suiza era Arturo Giancarlo Fasana, del despacho de Abogados Canónica en Ginebra (Suiza), quien tenía capacidad de disposición sobre fondos de la organización depositados en este país, mientras que en Miami (EE.UU) operaba Guillermo M., que dirigía los movimientos en países sudamericanos y se coordinaba con Randy L., del despacho de la misma firma en Nueva York.

   El colaborador de Correa en Colombia era Román Villaescusa, socio del ex presidente de la Fundación Baleares Sostenible Pau collado, que participa en la estrategia de ocultación de fondos mediante actividades de reserva de hoteles y restaurantes para el resto de integrantes de la organización..

   En Colombia la trama se sustenta en el despacho de abogados de Gabriel Giraldo, mientras que en Panamá la colaboración le llega a Correa a través el empresario del sector inmobiliario Chema Porras, quien recibe fondos procedentes de Miami.

   Tanto en Colombia y en Panamá como en Estados Unidos las sociedades de la trama están aún pendientes de concretar, según la investigación, aunque sí se detalla que “a través de ellas se realizan operaciones inmobiliarias y financieras”. Lo que allí planeaba Correa, según el mismo documento, era invertir como socio tecnológico en sociedades como Energing, dedicada al sector energético.

   En Reino Unido la trama “Gürtel” cuenta con la sociedad Rustfiel LTD, vinculada al paraíso fiscal de la Isla de Man, mientras que en Holanda funciona Bellavita BT; Clandon BV y LUBAG, remisoras de fondos a las sociedades patrimoniales en España y vinculadas al paraíso fiscal de las Antillas Holandesas.

   En todos estos casos, las líneas de la investigación van encaminadas a acreditar la forma de captación de negocios (adjudicaciones directas o concertadas de contratos públicos por parte de los responsables políticos) y a descubrir patrimonio oculto gestionado por testaferros o sociedades.

   En este documento se cita expresamente al empresario y ex socio de Alejandro Agag Jacobo Gordón, al ex vicepresidente de Repsol YPF José Ramón Blanco Balín y al abogado Luis de Miguel Pérez como diseñadores de la estructura de blanqueo de la trama en el exterior.

ESTRUCTURA NACIONAL.

   La sede central del grupo de empresas en Correa se encontraba en las oficinas del número 40 de la Calle Serrano, y éstas se organizaban en cuatro grupos, según la investigación: de organización de eventos, de inversión especulativa, patrimoniales y de gestión.

   Las primeras, relacionadas con el sector de la publicidad y captadoras de negocio, se radican en torno a las oficinas de Pozuelo de Alarcón (Madrid): Easy Concept, Comunicación SL, Special Events SL, Diseño Asimétrico SL, Rialgreen SL., Good & Better SL, TMC SL, Creative Team SL, Servimadrid Integral SL., Technology Consulting Management S.L., FCS Formación y Comunicación y Servicios S.A, y Forever Travel Club S.L.

   En Valencia se radican Orange Market S.L. y Orange Factory Sociedad de Responsabilidad Limitada.

   Otro grupo lo integran las denominadas empresas de inversión especulativa, cuyo objetivo, según los investigadores, era la búsqueda de rentabilidad en operaciones inmobiliarias.

   Se trata de las sociedades gestionadas por José Ramón Blanco Balín Hator Consulting SA, Proyectos Financieros Fillmore S.L y otras como Consultoría de Gestión de Inversiones, Proyecto Twain Jones SL, Rústicas MBS SL, Spinaker 2000 SL, Studios Vesubio SL, Sundry Advices SL,  Welldone 2002, Castaño Corporate SL, Parque Logístico de Montalbo SL y Acinipo 07 SL.

   Las empresas patrimoniales, que administraban el patrimonio personal de la organización, son Caroki SL, Inversiones Kintamani SL, Osiris Patrimonial SA, Cresva SL y real Estate Esquity Portfolio SL.

   Finalmente, las sociedades de gestión, que dan servicio al resto del grupo, son Galher, Servicios Administrativos SA, Pasadena Viajes S.L., De Miguel y Abogados Asociados SL, Davnes Gestión Integral SL, DAvnes Sweet SL., y R. Blanco Asesores Fiscales SL.

   En el capítulo ‘otras empresas’ aparecen Martinsa SA, UFC SA, Peñalba Servicios Inmobiliarios SA, y Begar SA.

ESTRUCTURA DE OCULTACIÓN

  Dentro de la “estructura de ocultación” de la trama este documento sitúa a Manuel Delgado Solís, del despacho de abogados Palacios & Asociados, a quien se atribuye la estrategia de desvinculación de Correa del procedimiento judicial contra Ramón Blanco mediante el cambio de titularidad de las acciones a favor de otro de los cabecillas y primo de Correa, Antoine Sánchez; así como la obtención de residencia del ‘cerebro’ de la organización en algún país de sudamérica.

   También se dice de este abogado que gestionó la posibilidad de obtener la residencia en Argentina de Correa a cambio de 250.000 dólares y la obtención de este permiso en Panamá junto a Pablo Crespo.

   Por lo que se refiere a Antoine, se le incluye en la estrategia de ocultación como “pieza clave de la estrategia de desvinculación de Correa de las sociedades gestionadas desde el despacho de Ramón Blanco”, así como responsable de diferentes documentos cuyo objetivo era hacerse responsable de las empresas de su primo.

“LA BRUJA”

   Completan la estructura de ocultación de la trama una mujer apodada “la Bruja”, pendiente de identificar y vinculada al cuerpo diplomático de Panamá en Madrid, que es quien gestiona la obtención de la residencia anticipada para Correa en Panamá, y que recibe por ello pagos por anticipado; y el intermediario de ésta, Javier Tudela de la Concepción.

   También se citan en esta estructura el colaborador de Correa Luis Enrique Pastor Rosales y María Luz Serrano Castro, responsable del mantenimiento de las fincas de Correa en Tarifa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.