La presunta red clientelista de UM regresa a los juzgados

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, ha citado para el próximo jueves y viernes a cinco nuevos imputados dentro del caso Maquillaje por su presunta vinculación con la red de colaboradores que UM creó para la campaña electoral de Miquel Nadal como aspirante a la alcaldía de Palma en 2007, asesores que de forma paralela cobraban dinero público de empresas proveedoras del Consell pese a que nunca llegaron a trabajar para éstas.

De este modo, el jueves se retomarán las comparecencias dentro de este procedimiento, que investiga el supuesto desvío de caudales públicos a productoras audiovisuales afines a UM durante la pasada legislatura, con la deposición de los encausados Juan Mas, Gabriel Capó y Bartolomé Berga, mientras que el viernes están citados Bartolomé Sans y Miquel Jaume, también como imputados. Ese mismo día también comparecerá como testigo Catalina Oliver, hermana del encausado y propietario de la productora Vídeo U, Miquel Oliver, según señalaron fuentes jurídicas a Europa Press.

Todos ellos pertenecían a la red electoral, denominada ‘Sa Xarxa’, que fue creada en 2006 y al frente de la cual estaba el ex conseller de Deportes y Juventud, Mateu Cañellas, quien por el momento no ha sido citado a declarar. Precisamente, fue el propio Nadal quien asumió ante el juez la responsabilidad “total, íntegra y absoluta” de las contrataciones que se realizaron, un total de 14 que cobraban por Vídeo U para que integrasen esa red.

Posteriormente, la secretaria técnica del vicepresidente del Consell en la pasada legislatura, Eugenia Cañellas, reveló ante el juez que no sólo Vídeo U sino también la empresa de informática Minser y el Consorcio de Informática Local (Cilma) pagaron, con dinero público procedente de la Institución insular, a unos 40 asesores y agentes electorales de UM durante la campaña previa a los comicios de 2007.

La imputada relató que gestionó estas contrataciones después de que le transmitieran las personas que se tenían que contratar, unas veces “a instancias de Nadal” y otras de Cañellas, quien entonces era director insular de Proyectos. En su declaración, Cañellas quiso declar claro que estas contrataciones “nunca” se realizaron a instancias de la entonces presidenta del Consell, Maria Antònia Munar, también encausada en este complejo procedimiento.

En concreto, de acuerdo a la versión ofrecida por la ex secretaria, Vídeo U contrató a 14 de estas personas y Minser a “cinco o seis”, mientras que en el caso del Consorcio “trabajaban directamente en el Consell”.

Otro de los encausados que se ha prestado a colaborar con la justicia y a confesar los hechos de cara a lograr futuras atenuantes es Miquel Oliver, quien en la declaración escrita que entregó al magistrado en febrero y ratificada por otros dos directivos de Vídeo U, Ramon Rullan y Luisa Almiñana, recordó que Nadal instó a contratar a personas afines a UM en Vídeo U como si trabajaran en esta empresa cuando, en realidad, “jamás trabajarían y se dedicarían a otros menesteres”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.