Sin acuerdo para desbloquear la huelga de futbolistas

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) decidió mantener la convocatoria de huelga general de jugadores para la jornada de fútbol del próximo fin de semana, tras la reunión que mantuvieron hoy en la sede del CSD el propio sindicato de futbolistas con representantes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y Consejo Superior de Deportes (CSD), que, no obstante, se emplazaron a mañana por la tarde (20.00 horas) para tratar de desbloquear la situación.

   A la salida de la reunión, el presidente de la AFE, Luis Rubiales, explicó que “no hubo acuerdo”, pero que “se ha solucionado parte del problema” y se han sentado “unas bases importantes” para tratar de llegar a una solución en la que se seguirá trabajando “desde mañana”.

   “Acuerdo no ha habido. Hay dos o tres puntos en esta convocatoria que hacen insalvable la huelga en caso de que no se llegue a un acuerdo beneficioso para todas las partes, pero en uno de ellos se ha avanzado muchísimo y eso es muy importante”, indicó Rubiales, en referencia a los avances que se han producido en el reparto de los ingresos por las quinielas.

   Asimismo, el ex jugador del Levante quiso “considerar y agradecer los avances que se han producido” y destacó “la responsabilidad y generosidad” que ha encontrado en todas las partes implicadas en la reunión. “Se ha avanzado mucho, pero no lo suficiente. Esperamos llegar pronto a una solución”, apuntó.

   “El problema es unitario de todos los futbolistas y yo, como presidente de la AFE, tengo que defender por igual a los jugadores, sean de la categoría que sean”, añadió Rubiales, que, antes de su intervención, quiso expresar su pésame y recuerdo por el fallecimiento del periodista Juan Manuel Gozalo.

LISSAVETZKY: “HA SIDO UNA REUNIÓN POSITIVA”.

   Por su parte, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, que también tuvo palabras de recuerdo para Gozalo, calificó la reunión como “positiva” y se mostró “optimista” de cara a que en el nuevo encuentro de mañana se llegue “a un acuerdo que dé tranquilidad al fútbol español”, destacando que “el clima que ha presidido la reunión ha sido de trabajo conjunto”.

   “El CSD ha querido poner sobre la mesa soluciones para que se desbloquee la situación que había y se garantice la solución. Para ello hemos acordado que en un plazo de tiempo no muy largo se modifique el Real Decreto de Quinielas para que haya una mayor posibilidad de financiar esos compromisos de la Liga con la AFE, y eso desbloquea parte del problema”, indicó Lissavetzky.

   Además, el secretario de Estado se refirió al conflicto señalando que se trata de “un problema de carácter estructural del fútbol”. “Es un problema que se extiende a todo el fútbol europeo. El sistema no es adecuado para afrontar el futuro y por eso apuesto por una nueva ley del deporte profesional. Uno de los elementos clave es crear un órgano regulador independiente, en el que se equilibren lo más posible ingresos y gastos”, manifestó.

ASTIAZARÁN: “SOY OPTIMISTA Y TAMBIÉN REALISTA”.

   Mientras, el presidente de la LFP, José Luis Astiazarán, se mostró “optimista y realista” a la salida de la reunión, considerando que se han producido “avances importantes”, pero que “todavía hay que esperar” a que se alcance la solución definitiva.

   “El CSD ha hecho bien su trabajo, va a modificar el Real Decreto de las quinielas y vamos a ver si avanzamos en los flecos que quedan. Queda por concretar las diferencias de la RFEF y las reivindicaciones de AFE en los asuntos de Segunda B y Tercera. Soy optimista y también realista, porque estamos ante un conflicto que tiene sus matices”, subrayó.

   La Asociación de Futbolistas Españoles presentó oficialmente el pasado viernes en el Ministerio de Trabajo en Madrid los documentos para convocar una huelga general de jugadores en la jornada 33 de la Liga BBVA y Adelante, que se disputará de los próximos 16 al 19 de abril.

   El sindicato de futbolistas, que actualmente cuenta con cerca de 6.000 afiliados, reclama el pago de los 4,1 millones que se deben a más de 200 jugadores de Segunda B de la temporada pasada, la ampliación de las coberturas del Fondo de Garantía Salarial para la categoría, un convenio para Tercera y el cumplimiento de las garantías económicas de los clubes que se han acogido a la Ley Concursal en la Liga BBVA y Adelante.

   La huelga consistiría “en la no participación de los futbolistas” en los partidos de competición oficial de la Liga BBVA, Adelante, Segunda B y Tercera División, entre las 0 horas del próximo viernes 16 de abril y las 24 horas del lunes 19 de abril.

   Los partidos que se verían afectados en la jornada 33 de la Liga BBVA serían el Málaga-Valladolid, Sevilla-Sporting, Tenerife-Getafe, Villarreal-Atlético, Xerez-Racing, Espanyol-Barcelona, Deportivo- Almería, Real Madrid-Valencia, Athletic-Zaragoza y Mallorca-Osasuna.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.