Un 23% de los adolescentes se ve con gente que ha conocido por Internet

Un 23 por ciento de los adolescentes de entre 12 y 17 años que ha propuesto o recibido propuestas a través de la Red dice haber llegado a tener encuentros cara a cara con desconocidos, según se desprende del estudio sobre ‘Usos de Internet entre los menores de la Comunidad de Madrid, Riesgos y Características’, dirigido por el decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Antonio García.

Aunque es cierto que la inmensa mayoría de los menores hablan principalmente con amigos, existe un 16,8 por ciento que lo utiliza para contactar con desconocidos de su misma edad, principalmente por medio de las redes sociales (82,6 por ciento). Muchos de ellos llegan a facilitar datos personales.

El estudio, cofinanciado por la Comunidad de Madrid, pone de relieve que aunque la mayoría de los menores acude acompañado a la cita (61 por ciento) y consigue nuevos amigos (62 por ciento), casi un 5 por ciento tiene una experiencia muy desagradable o peligrosa.

La investigación ha sido realizada a través de cinco grupos de discusión y una encuesta representativa de la población adolescente escolarizada de 12 a 17 años con el objetivo de detectar las principales pautas de comportamiento, usos y prácticas de riesgo de este grupo de población. En la región, el 78,3 por ciento de los jóvenes de entre 12 y 17 años empezaron a conectarse antes de los 13 años de edad y un 17,5 por ciento lo hicieron entre los 6 y los 8.

Según la investigación, el acoso escolar se ha trasladado a la Red. El 44,3 por ciento de los menores afirma conocer algún caso de ciber-bullying (comentarios o imágenes ofensivas). La realización de actos obscenos delante de la webcam (quitarse ropa o intercambiar imágenes o comentarios sexuales fuertes) ocupa algo menos del 20 por ciento.

Los jóvenes, sin embargo, se sienten seguros navegando por Internet (74,7 por ciento). Sin embargo, un 19,5 por ciento de los menores no se han cuestionado este tema, y el acceso a contenidos inapropiados (incluso involuntariamente) se produce de manera regular.

El 70,4 por ciento de los entrevistados ha perdido en alguna ocasión la noción del tiempo y ha dedicado más del que cree que debería a navegar por Internet. Afirman que Internet les aporta principalmente cosas positivas, como ayuda en sus estudios (57 por ciento) o tener muchos amigos (33 por ciento). Pero un 10,7 por ciento afirma que sus notas han bajado por conectarse demasiado tiempo y un 6,4 por ciento declara pasar cada vez menos tiempo con sus amigos y familia.

La mayoría de los jóvenes son controlados o limitados en su acceso a Internet (73,5 por ciento). Este control se ejerce principalmente en el hogar (44 por ciento) y en el colegio (42,8 por ciento). En casa, el principal medio de control es pasar, mirar y preguntar. Un 71 por ciento de los padres habla con sus hijos de los riesgos de Internet y en el 22,6 por ciento de los hogares se han establecido normas claras y precisas sobre su uso.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.