Cabrer se desvincula del PTM y señala a Estarás y Font como interlocutores

La diputada del PP y ex consellera de Obras Públicas, Mabel Cabrer, se desvinculó hoy ante el juez que instruye el caso Plan Territorial de las negociaciones llevadas a cabo la pasada legislatura de cara a la aprobación de la norma urbanística en 2004, y negó por tanto haber asistido a una reunión celebrada a finales de 2003 entre PP y UM presuntamente para abordar aspectos relativos a las Áreas de Reconversión Territorial (ART) incluidas en el Plan.

   Así lo expuso en declaraciones a los medios tras finalizar su comparecencia en calidad de testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 6, Miquel Florit, en la que aseguró que nunca participó en encuentros relacionados con el PTM ya que como responsable de Obras Públicas no asumió ninguna gestión sobre la normativa sino que ésta era competencia del Consell de Mallorca.

   “No recuerdo haber participado en ninguna, pese a que hay quien dice que sí”, apostilló la parlamentaria en referencia a las declaraciones efectuadas ayer por el ex vicepresidente de la Institución insular, Miquel Nadal, el ex director de Urbanismo, Miquel Àngel Grimalt, y el ex director general de Ordenación del Territorio, Jaume Massot, quienes reconocieron haber asistido a una reunión que tuvo lugar en el Parlament entre PP y UM en noviembre de 2003 y recordaron que también en ella estuvo presente Cabrer.

   Sin embargo, ante estas afirmaciones la testigo aseveró además ante los medios congregados que nunca ha mantenido “ningún tipo de relación con promotores ni ayuntamientos”, ya que la tramitación del PTM “no era un área del Govern, como tampoco las ART”.

   Sí apuntó al ex conseller de Medio Ambiente y actual portavoz insular del PP, Jaume Font, y a la ex vicepresidenta del Govern, Rosa Estaràs, como los interlocutores de la formación ‘popular’ que asistían a las reuniones mantenidas con UM en virtud del pacto de gobernabilidad rubricado en 2003 entre ambas formaciones.

   Al mismo tiempo, preguntada por la presunta trama de corrupción urdida con la aprobación del PTM a través de las ART, que generaron ‘pelotazos’ urbanísticos por valor de 297 millones de euros al revalorizarse los terrenos incluidos en estas áreas, Cabrer aseguró “no tener constancia de ninguna irregularidad”.

   Únicamente recordó “vagamente” ante el juez, al ser inquirida en la declaración por el papel de su Conselleria, que el departamento realizó un informe sobre las ART en el que se determinaba que estas figuras “no estaban justificadas”. “La Conselleria elaboraba informes cuando se le requerían cuando se elaboraban planes sectoriales u otras iniciativas”, remarcó Cabrer.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.