El Vaticano vincula la pedofilia con la homosexualidad

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, señaló este lunes que los casos de pedofilia destapados en el seno de la Iglesia no tienen que ver con el celibato y vinculó este tipo de acciones, en cambio, con la homosexualidad.

“Muchos psicólogos y muchos psiquiatras han demostrado que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia”, afirmó el ‘número dos’ del Vaticano, de visita en Chile.

Bertone avanzó que el Papa, Benedicto XVI, tomará nuevas medidas en relación a las denuncias destapadas en las últimas semanas y que han llegado a salpicar hasta al Pontífice.

El cardenal defendió que la pedofilia afecta a “todas las categorías de personas” y que, “en menor medida”, a los sacerdotes. No obstante, incidió en que se trata de un comportamiento “muy grave” y lo tachó de “escandaloso”.

“No queremos poner el silenciador, pero esperamos que se termine esta campaña”, agregó, el mismo día en que el Vaticano publicó en Internet una guía para gestionar las acusaciones de abusos.

COMPARTIR

2 Comentarios

  1. “No queremos poner el silenciador, pero esperamos que se termine esta campaña”. Veamos ¿qué silenciador?. ¿El del dinero para comprar el silencio de las víctimas; el silenciador de la presión mafiosa sobre los medios de comunicación; el silenciador cómplice de los abusos de pedofília; el silenciador de la presión mafiosa del catolicismo más ortodoxo; el silenciador de la presión educativa sobre las familias católicas; el silenciador del dogmatismo frente a ocultación de pruebas; el silenciador de la amenaza de la excomunión y el laicismo; etc., ó el silenciador de un arma preparada para atentar contra la vida de cualquiera que se atreva a levantar la voz más allá de las reglas del juego que el Vaticano establece en los medios de comunicación?. Cualquier opción de estas puede ser interpretada como intención en las palabras del cardenal Tarcisio Bertone, secretario del Estado del Vaticano. Hace muchos años un anciano amigo me comentaba “Mira, las buenas personas nunca las verás ocupando lugares altos de poder; así los sacerdotes que son buenas personas, nunca los verás que asciendan más allá de cura de barrio, eso si no los envían al Congo para deshacerse de él. La bondad es un repelente para el poder, porque contagia, y eso no lo pueden consentir aquellos que hacen del abuso y de la injusticia su herramienta de trabajo en nombre de Dios”.

  2. Es sospechoso que a la curia romana le resulte más preocupante demostrar las diferencias entre la pedofilia y la homosexualidad (ambas por cierto muy conocidas por esta institución) y no se avergüencen de presentar ante el mundo su organización estrictamente política (recordemos que el Vaticano es un estado y su máximo representante el presidente) constituida por una jerarquía de tal calado que ha sido capaz de pisotear durante siglos los más elementales preceptos de humildad y sencillez que desprendió el cristianismo de Jesús de Nazareth. Esa excesiva obsesión mediática por el sexo hace sospechar que detrás de toda esta fachada de auto-defensa sexual, existe para la cúpula vaticana algo más importante que el debate público sobre este tema, como es el mantener la estructura y el status jerárquico (por cierto, impuesto desde hace siglos), con el fin de disimular la existencia en el mundo de la verdadera iglesia o sinagoga pobre del carpintero de Nazareth, aquella que nunca necesitó de jerarquías y que va cobrando fuerza entre la población más progresista del planeta. Los obreros y obreras que formamos la iglesia pobre en Mallorca esperamos que la jerarquía eclesiástica acabe esta comedia de una vez por todas y en una acto de perdón público, declare su total des-vinculación del carpintero y reconozca su equivocación devolviendo a los pobres del planeta aquello que le robó hace muchos siglos, el cristianismo sencillo de Jesús de Nazareth, que nada tiene que ver con organizaciones políticas basadas en la represión sexual de sus miembros y en una obsesiva defensa del poder terrenal.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.