Obispo mexicano culpa a los medios y al sistema educativo de los abusos a menores

El obispo mexicano Felipe Arizmendi responsabilizó a los medios de comunicación, a Internet y al sistema educativo de los numerosos abusos cometidos por sacerdotes mexicanos contra menores de edad, ya que el erotismo presente en los libros de texto y en los medios favorece el libertinaje y dificulta “mantenerse en el celibato y en el respeto a los niños”.

En una conferencia de prensa celebrada en el marco de la LXXXIX Asamblea del Episcopado Mexicano, el prelado por la localidad de San Cristóbal de las Casas, en el estado mexicano de Chiapas (sur), apostó por un sistema educativo que no aborde la cuestión sexual desde la genitalidad, sino desde un punto de vista “integral que incluya moral, valores y comportamiento”.

“Ante la invasión de erotismo presente en los medios de comunicación, no es fácil mantenerse en el celibato y en el respeto a los niños”, expresó el obispo de para explicar por qué la Iglesia católica identificó al libertinaje sexual como uno de los factores detonantes de la pederastia. “No es querer culpar a la sociedad y quitarnos culpas, sino reconocer que la liberalidad sexual en el mundo ha disminuido las fuerzas morales con que queremos educar”, precisó en declaraciones recogidas por los medios locales.

Al ser cuestionado sobre la enseñanza sexual que se da en los seminarios, el obispo indicó que es difícil contrarrestar el ambiente en el que se desenvuelven los seminaristas, sobre todo por la existencia de Internet. “Ante un libertinaje social generalizado como el que existe actualmente”, indicó, “hay más posibilidades de actos de pederastia no sólo en la Iglesia sino en la familia, en las escuelas y en muchos otros ambientes”. “Cuando están tan invadidos hoy por Internet es difícil que alguien se sustraiga a un ambiente tan erotizado”.

Arizmendi resaltó que la Iglesia Católica pondrá énfasis en mejorar la educación sexual de los sacerdotes, pero agregó que “el medio ambiente es contrario y no ayuda a la castidad”.

México es el país latinoamericano en el que se han detectado mayor número de abusos sexuales de sacerdotes a menores, según datos de la Congregación de la Doctrina de Fe, organismo encargado de juzgar esas infracciones. Entre 2001 y 2010 se notificaron al menos 100 casos de delitos graves en el ámbito sexual, informa el diario ‘Reforma’.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Es vergonzoso ver como miembros religiosos justifican las barbaridades que se realizan dentro de su organización, señalando con el dedo a los de afuera… sin pensar que esos de afuera tal vez sean miembros de su propia religión. Cierto es que cualquier ser humano puede ser capaz de cometer barbaridades de este tipo, pertenezca o no a una religión, pero el hecho está en que nos estamos moviendo entre porcentajes elevadísimos de personas vinculadas moralmente a organizaciones religiosas y en este caso al catolicismo y las acusaciones del obispo mexicano Felipe Arizmendi como miembro de la curia romana, encierran una doble lectura que no hace en su comentario y que producen una estremecedora pregunta ¿Quien a bautizado, ha dado la primera comunión, aleccionado en las escuelas, seminarios, orfanatos, etc., quien ha bendecido desde las iglesias, cuarteles, quien a casado, divorciado, etc. a ese porcentaje elevado de adeptos religiosos activos o pasivos que forman parte de ese libertinaje sexual que denuncias?. Habla de internet, de medios de comunicación, de personal educativo, libros de texto, etc. pero olvida en su crítica que la educación religiosa es y siempre ha sido un arma de doble filo, que ha hecho sumisos a los guerreros y guerreros a los sumisos, desde seres atrozmente populares por su estrecha vinculación con el Vaticano como Hitler, Mussolini y Franco, a seres desconocidos pero no menos monstruosos, como José Fritzl, el llamado “monstruo de Amstetten” que fue bendecido por sacerdotes en más de una ocasión. Da la impresión que la curia romana no se da cuenta han sido educados no para convencer, sino para continuar conquistando tierras usando para ellos las únicas armas que conocen, el dogmatismo, el poder, la intrusión en la educación civil y una moral socavada por los abusos y excesos de sus dirigentes y de aquellos que han hecho del sermón teológico su herramienta de trabajo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.