Pedro Font quinto en el Rallye de Huelva

El mes pasado tuvo que aplazarse el Rallye Huelva La Luz debido a la incesante lluvia que azotaba a Andalucía y que dejó impracticables los caminos que debían formar el recorrido de la cita inaugural del Campeonato de España de Rallyes de Tierra. Un mes más tarde, parecía que la cosa iba a cambiar, pero la realidad ha querido que el líquido elemento haya sido protagonista de nuevo, y es que desde el pasado lunes ha estado lloviendo en las inmediaciones de Riotinto, epicentro de la carrera.

El mallorquín Pedro Font tras acometer los reconocimientos del viernes, y visto el estado de las especiales, se planteaba un rallye en plan conservador, la idea del manacorí era acabar la cita onubense y llevar a buen puerto al Mitsubishi Lancer de grupo N teniendo en cuenta que la siguiente cita esta a la vuelta de la esquina.

El sábado amanecía con unas nubes grises que deslucían el rallye andaluz, aunque no por ello los aficionados dejaban de acudir a las cunetas para animar a los participantes. Dos tramos muy rotos y llenos de trampas a causa de la lluvia debían afrontarse en dos ocasiones y formaban la sección de la mañana, donde el piloto de Mavisa Sport demostraba su buen hacer al completar el recorrido instalándose en la quinta plaza del grupo N.

Por la tarde a los supervivientes les esperaba una larga especial con buen piso, y un tramo espectáculo que a pesar de seguir lloviendo mostraba un lleno rotundo. Ambas cronometradas debían completarse en tres ocasiones antes de poner punto y final a la prueba. El piloto balear en el primer paso por el tramo de La Granada perdía casi un minuto al entrarle agua en el sistema de calefacción y empañarle por completo el parabrisas. A duras penas mantenía su puesto en la clasificación ya que Gustavo Sosa le estaba pisando los talones y era en la siguiente cronometrada donde daba cuenta de él. Ante esta situación Pedro Font se crecía y lanzaba un duro ataque en los dos pasos que restaban por el tramo largo surtiendo efecto y devolviéndole el quinto puesto, una posición que finalizado el rallye el manacorí daba por buena.

“Ha sido una carrera muy dura que me ha requerido una gran concentración, cada curva era una sorpresa, los tramos de la mañana estaban muy rotos y el coche se ha llevado una gran paliza, por suerte en la asistencia me han dejado la mecánica como nueva y he podido defender el quinto puesto con uñas y dientes. Las tres primeras plazas estaban imposibles, más cuando salíamos tan retrasados encontrándonos las especiales en peores condiciones que los que salían en los puestos de delante. No obstante hay que valorar la carrera como positiva teniendo en cuenta la gran cantidad de bajas que se ha cobrado el rallye. Ahora mismo un quinto puesto me sabe a gloria, aunque si hubiéramos competido en seco hubiéramos podido acabar en el podido, ahora toca pensar en la próxima cita que será el próximo mes en Pozoblanco, y donde hemos de intentar estar más arriba.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.