Prohíben a Viajes Marsans vender billetes de avión

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha decidido retirar a Viajes Marsans, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán y de Gonzalo Pascual, la licencia para la venta de billetes de avión, y le exige un aval de 20 millones de euros para recuperarla.

Así lo indicó este martes, el propio Gonzalo Pascual, quien señaló que “no hay otra solución” que responder con esa cantidad que exige la IATA, lo que confió en resolver “en estos días”.

Pascual calificó la decisión de la IATA de “injusta” sin un plazo para impugnarla y vio en ello “un mano detrás”. “No se puede tomar una decisión de esta envergadura sin otorgar un plazo”, insistió.

El empresario, que reconoció que Viajes Marsans ha recibido varias comunicaciones por parte de la IATA como advertencia, aseguró que “ni en lo más remoto” podía imaginarse que la situación llegara hasta este punto.

“Jamás hemos dejado de pagar”, afirmó Pascual, para recordar que Viajes Marsans realizó su último pago el pasado jueves, 15 de abril. “Este mismo mes”, enfatizó.

Pascual aseguró que Viajes Marsans “no va a parar su actividad” y que continuará vendiendo la oferta de “otros colegas”, en alusión a otros touroperadores.

La IATA ha decidido retirar la licencia por las dificultades que la organización habría registrado en los dos últimos meses para percibir el pago que la agencia de viajes debe efectuar a mediados de cada mes. A las 20.20 horas, la web de Marsans estaba fuera de servicio, “por tareas de mantenimiento y mejora en los sistemas”.

Para recuperar la licencia y poder operar nuevamente en la venta de billetes de avión, Viajes Marsans deberá presentar ante la IATA avales por un importe de hasta 20 millones de euros.

De esta forma, el grupo Marsans, cuyos mandos ha asumido personalmente Gonzalo Pascual, tras la dimisión de su director general y el cese de varios consejeros delegados, tratará de buscar financiación para presentar nuevos avales.

Díaz Ferrán y su socio lograron el mes pasado un crédito de 30 millones de euros con ocho de las 18 entidades acreedoras del grupo, además de la aportación de 14 millones de euros por parte del accionariado de Viajes Marsans. La compañía indicó entonces que la compañía destinará los 44 millones a la campaña anual de su ‘joya de la corona’, que parece pierde fuelle.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.