Incidencia nula de la gripe A un año después

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, a través de su red de médicos centinela, ha detectado en la última semana una tasa de incidencia gripal de apenas 8 infectados por cada 100.000 habitantes, justo cuando el próximo martes se cumple un año de los primeros casos de gripe A en España, detectados en viajeros procedentes de México, donde se originó la pandemia.

En concreto, el Ministerio de Sanidad confirmó el primer afectado por la gripe A en España el 27 de abril del año pasado, un joven de 23 años que tuvo que ser ingresado en el Hospital de Almansa (Albacete). A éste le sucedieron miles de casos semanales que alcanzaron su pico de mayor incidencia a mediados del mes de noviembre, cuando se detectaron 372,70 casos de gripe por cada 100.0000 habitantes, la mayoría afectados por el virus A/H1N1.

Sin embargo, un año después la gripe A ya ha dejado de ser la predominante en España y, de hecho, hay hasta cinco comunidades (Aragón, Baleares, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Murcia) que no registraron actividad gripal durante la semana del 12 al 17 de abril, la última de que dispone datos este organismo dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Las comunidades con más casos de gripe en esta semana son Cataluña, con 34,33 casos por cada 100.000 habitantes, y Canarias (29,67), seguidas de Extremadura (18,6), Asturias (12,93) y Cantabria (11,3). Con una actividad más testimonial presentan datos otras comunidades como País Vasco (4,4), Madrid (3,17) o Andalucía (1,08).

De este modo, todas las redes del sistema señalan una incidencia de gripe con valores propios del periodo pre-epidémico y de hecho, la tasa nacional es la misma que justo hace un año y antes de que se iniciase la pandemia. Además, el Carlos III destaca una evolución de la enfermedad “estable” en la mayoría del territorio sujeto a vigilancia.

CASI 300 MUERTES

Durante este año de gripe, se registraron un total de 271 fallecimientos relacionados con la gripe A, según el último boletín de Sanidad relativo al 30 de diciembre. Sin embargo, el Carlos III reconoce que precisamente a partir de finales de diciembre, cinco semanas después del pico de la onda pandémica, se registró un exceso de mortalidad coincidiendo con una notable bajada de temperaturas y la publicación de una alerta por ola de frío, en los días 19 y 20 de diciembre de 2009.

La primera muerte de gripe A en España tuvo lugar el 30 de junio de 2009 en Madrid, una joven de 20 años de nacionalidad marroquí que estaba embarazada de 28 semanas y que llegó a dar a luz en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. De nombre Dalila, su caso fue controvertido ya que semanas más tarde fallecería también su hijo, Rayán, por un error médico en el mismo centro hospitalario.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.