Detienen a una banda dedicada al robo de hilo de cobre

El equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Palma ha detenido a tres ciudadanos rumanos como presuntos autores de robo de hilo de cobre, y se ha incautado de mil kilos de este material en el marco de la Operación Hilo.

Tras el incremento de robo de cobre en varias localidades, se inició una en la que se contó con la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y de la Unidad de Intervención Inmediata de la Policía Local de Palma, dentro de la cual el pasado 22 de abril se procedió al arresto de Alec R., de 24 años, e Ion C., de 23, en el momento en el que se disponían a vender a una empresa de residuos unos 250 kilos de cobre de procedencia ilícita.

Tras la localización del domicilio de estos individuos, al objeto de poder recuperar todo el cobre sustraído, situado en varias chabolas en el Polígono de Son Rossinyol junto a otros individuos de nacionalidad rumana, se localizó en una de ellas a una tercera persona, Giorge Tiberiu M., de 22 años, quien tenía en su poder otra gran cantidad de cobre, por lo que fue igualmente detenido.

La Dirección General explicó que en el mismo lugar se observó varias zonas que eran empleadas para el quemado de las cubiertas plásticas de los cables de cobre, siendo ésta la forma más común de limpiar el cobre para poder proceder a su venta.

Como resultado final de la Operación Hilo, se procedió a la recuperación de un total de 500 kilogramos de hilo de cobre quemado en el momento en que se iba a vender unos 60 metros de cable de Petrolato Telefónico (de 600 pares telefónicos), valorado en unos 1.780 euros, así como varías bobinas de cobre de tubo, por lo que ha sido intervenido en total más de una tonelada de cobre.

Del resultado de las gestiones posteriores, se ha podido comprobar cómo los detenidos habían realizado desde principios de año diversas ventas en los establecimientos de reciclaje, en su mayoría hilo de cobre quemado, todo ello por un importe de unos 50.000 euros, sin descartarse que ésta cantidad sea mayor al no haber concluido todavía las investigaciones.

En concreto, el ‘modus operandi’ empleado era el habitual en este tipo de ilícitos penales, es decir, procedían a la sustracción de todo tipo de cableado de cobre tanto procedente de instalaciones de edificaciones (ya construidas o en construcción) del alumbrado público o directamente en las instalaciones de las empresas que se encargan de la instalación.

Posteriormente quemaban los diferentes trozos de cable para eliminar todos los materiales plásticos que los recubren y tratar de impedir su identificación. Por último, se procedía a la venta en empresas de reciclaje.

Con estas detenciones se han esclarecido al menos tres delitos de robo con fuerza ocurridos en diferentes puntos de la isla, uno en una obra en la urbanización Sa Torre, otro en una empresa de telecomunicaciones de Bunyola y en un domicilio de Marratxí donde además sustrajeron 2.500 euros, lo cual demuestra la gran movilidad de este grupo. La investigación continúa abierta con el fin de esclarecer hechos similares y no se descartan nuevas detenciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.