El Mallorca visita San Mamés con el objetivo de mantener la cuarta plaza

El Mallorca visita San Mamés con la obligación de ganar para mantener la cuarta plaza para disputar la próxima temporada Liga de Campeones, mientras que los ‘leones’ apuran sus últimas opciones de entrar en Europa.

Gregorio Manzano consideró en rueda de prensa el partido como “clave” ya que una victoria podría permitir al Athletic seguir soñando, incluso con la Liga de Campeones, y, por el contrario, una derrota reduciría muchísimo sus opciones y daría una notable ventaja a sus rivales a sólo tres jornadas para el final del campeonato.

El delantero vasco Aritz Aduriz regresará a San Mamés y es doble noticia, primero, por el incidente que protagonizó ante el Málaga al intercambiar bofetadas con su compañero, el guineano Alhassane Keita -ambos han sido expedientados- y después, por su fichaje al Mallorca, ya que el club balear todavía adeuda al Athlétic parte del importe de su traspaso.

Manzano ha insistido en que una victoria en Bilbao dejaría a su equipo en una situación óptima para seguir optando a la Liga de Campeones, aunque ha matizado que el Athlétic está en un gran momento en casa y no será tarea fácil arrebatarle los puntos en juego.

Los jugadores del Mallorca lucirán brazaletes negros por el trágico fallecimiento del ex presidente de la entidad, Miquel Dalmau, hallado muerto el pasado viernes en el interior de su coche en un acantilado de la isla.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.